¡Pon perejil en tus platos! Es sanísimo

El perejil es una planta aromática con innumerables propiedades, beneficiosas para el organismo. ¡Añádelo a tus platos! Los estarás convirtiendo en súper recetas. Te contamos todo sobre este ingrediente tan mediterráneo.

¿Sabías que el perejil es diurético? Eso significa que nos ayuda a eliminar líquidos y depura los riñones. Además de añadirlo a tus recetas se puede tomar en infusión. Añádelo a tu infusión diaria y tendrás más propiedades con un pequeño gesto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tijeras, de Tupperware

El perejil ayuda a purificar órganos vitales por lo que se convierte en un gran aliado para controlar la hipertensión. Viene bien para la osteoporosis.

Además, ¡es antioxidante! Se añade a muchos zumos detox y antiaging.

Esta pequeña rama de hojas verdes contiene minerales como el calcio, el hierro, el fósforo y el azufre. ¿Tienes anemia? Añade perejil a tus platos. Por el mismo motivo ayuda a combatir estados de fatiga o cansancio físico.

Ya hemos contado que se puede consumir en zumos e infusiones, también cocinado, por supuesto, y crudos en ensalada, por ejemplo. En cuanto a las infusiones, como el perejil ayuda a la digestión, se recomienda comar una taza de esta hierba infusionada antes de las comidas.

Es verde pero como la naranja ayuda a nuestro sistema inmunitario por el aporte de vitamina C.

Lo suyo es consumirlo fresco. Tener un ramillete en un vaso con agua en la cocina y tirar de él. También puedes guardarlo en papel, ya lavado, doblar el papel en varias veces y congelarlo. Cuando necesites, solo tienes que sacar la tira de papel doblado, cortar un trozo de papel y rescatar el perejil interior.

¿Cómo conservar el perejil fresco?

El perejil fresco es de color verde intenso. Elige un buen manojo y mantenlo en agua. Puedes conservarlo en un envase con buen cierre en la nevera o picado en un recipiente de cristal con tapa en la nevera.

Una solución práctica es hacer cubitos de perejil:añade la hierba picada a una hielera o cubitera, métela al congelador y, una vez que se endurezcan, tendrás los cubos de perejil disponibles para añadir a todas tus recetas. Aplica esta idea con aceite como te contamos aquí.

Propuestas en la cocina: un plato de pasta solo salteado con ajo y perejil o como condimento en los platos más sanos. En unas hamburguesas vegetarianas siempre encaja. Aquí te proponíamos recetas de veggie burguers. ¡Añade perejil!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Un plato de espaguetis salteados con ajo, guindilla y perejil. Foto: Getty Images

Hamburguesas veggie. ¡Añade perejil! Foto: Getty Images

Publicidad - Sigue leyendo debajo