La receta de mayonesa casera perfecta, fácil y rápida, de Samantha Vallejo-Nágera

La chef y jurado de Masterchef tiene el truco infalible para que la salsa mahonesa salga a la primera y no se corte.


    Samantha Vallejo-Nágera nos da la receta de mayonesa perfecta desde la fabulosa cocina de la casa madrileña de la chef y jurado de Masterchef. Su compañero en el concurso de cocina, el chef Jordi Cruz, hace poco también nos daba una fórmula maestra: la merjor receta de croquetas de espinacas en air fryer.

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    La mayonesa es una de las salsas estrella en la cocina española y un excepcional acompañamiento en todo tipo de platos, desde menús de fiesta hasta recetas de bocadillos y sándwiches para comer en casa o la oficina.

    Cómo hacer la mayonesa perfecta y rápida

    La chef Samantha Vallejo-Nágera lo tiene claro, lo primero es tener una buena batidora de mano. ¿No te sale la mayonesa? Pues sigue su tutorial paso a paso y verás lo fácil y rica que es esta receta de mahonesa. Roscón, uno de los hijos de Samy, es el catador oficial, más experimentado y exigente y ¡le encanta!

    Hearst

    INGREDIENTES:
    - 2 huevos
    - Aceite de oliva
    - Limón o vinagre de vino
    - Sal
    1 Poner en un vaso de batidora los huevos, a temperatura ambiente, y poner la batidora de mano apoyada en el fondo del recipiente para empezar a batir.

    2 Incorporar, poco a poco, un chorrito constante de aceite de oliva, pero sin mover el robot hasta que la salsa emulsione.

    3 Añadir un chorrito de limón para dar acidez a la salsa, salar y volver a mezclar. Enfriar o consumir a temperatura.

    Pero, Samantha Vallejo-Nágera confiesa que en su casa se utiliza mucho otra salsa: la receta de la mayonesa francesa, que lleva la yema de un huevo, una cucharadita de mostaza de Dijon, aceite, vinagre de vino y sal. Este acompañamiento al estilo francés se bate a mano a mano con una cuchara o espátula, de forma suave y constante, para formar una textura es más espesa, además de tener un sabor más fuerte.

    ¿Sabes cómo se hace la receta de mayonesa japonesa o Kwpie? Pues es muy similar a la francesa. Además de utilizar una yema de huevo, una pizca de mostaza de Dijon y un poco de sal, también se añade 15 g de vinagre de sidra o arroz, 5 g de zumo de limón y 5 g de azúcar. Para hacer este tipo de salsa se utiliza aceite de girasol, aunque la mecánica con la batidora de mano es la misma que en la mayonesa casera española.

    Trucos para que no se corte la mayonesa

    A veces , la emulsión se queda líquida y la salsa no coge la textura que necesitamos. Para obtener una mayonesa bien hecha hay que mantener la batidora pegada al fondo hasta que cuaje la mezcla y tenga un color más blanco que amarillo

    ¿Has oído hablar de la mayonesa sin huevo? Para las personas alérgicas es una solución para aliñar cualquier plato y conseguir un sabor muy potente. En esta fórmula se sustituye el huevo para hacer una receta de mayonesa con leche, verás qué rica es...

    La mayonesa vegana es una alternativa para alergias alimentarias a la lactosa o el huevo, pero también para los seguidores de los menús veganos. En este caso, la salsa sustituye el huevo por 100 ml de leche de soja, además del aceite de girasol, limón y sal, aunque puedes potenciar el sabor si añades un ajo bien picado al vaso de la batidora.

    Hay muchas ideas para completar esta salsa, porque con la mayonesa puedes hacer alioli, con un poco de ajo blanco o ajo negro, también puedes incluir aguacate triturado o huevo duro. Anímate a experimentar y verás cómo mejoran todas tus recetas.

    Cómo conservar la mayonesa casera

    La mayonesa es una salsa muy delicada, ya que no está cocinada y contiene huevo. Para mayor seguridad, hay que hacerla con huevos pasteurizados. Si son frescos, lávalos antes y sécalos; debes consumirla en un par de días y guardarla en la nevera, en un tarro de cristal hermético.

    Puedes utilizarla en recetas de ensaladas saludables fáciles y deliciosas, para dipear con crudités en un picoteo, hacer sándwiches o cócteles fríos, unos buenos pinchos como entrantes de un menú de celebración o simplemente para acompañar la carne o el pescado.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo