Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Trucos que te ayudarán a preparar helados caseros ¡exquisitos!

¿Quién puede resistirse a un helado en una tarde calurosa de verano? Si te resulta tentador, anota los trucos más fáciles para elaborarlos de forma saludable.

al rico helado
HearstGetty Images

Con las temperaturas tan altas apetece mucho tomarse un helado. Si decides hacerlo en casa, te garantizarás que lo que comes es saludable ya que controlarás todos los ingredientes, ahorrándote estabilizantes, colorantes, aromas y, sobre todo, grasas poco saludables. Además, es altamente recomendable para quien tenga alguna intolerancia o alergia alimenticia o problemas de azúcar. Elige tus sabores favoritos o anímate a innovar y ¡disfruta de tu postre!

Variedades de helados

Podemos dividir los helados en dos grandes grupos, los de hielo o polos y los cremosos. Los primeros son los preferidos entre los más pequeños. Se elaboran en su gran mayoría con frutas, especialmente con aquellas que tienen mucha agua en su composición, como naranja, limón, sandía o aquellas con la pulpa muy carnosa, como las fresas o picotas. En todos los casos se licúa la fruta, se mezcla con un almíbar de agua y azúcar y se vuelca en el molde. A esta base se le pueden añadir trozos de fruta o un yogur. Los helados cremosos se elaboran a partir de un lácteo. Esto hace aumentar considerablemente su aporte calórico, además, muchos de ellos también son ricos en azúcares.

Cómo se conservan mejor los helados

Deben guardarse en el congelador a una temperatura inferior a -20º C. A la hora de servirlos, la temperatura ideal sería entre los -10º C y los -12º C, para que estén más cremosos y menos duros. Para ello, sácalos del congelador y llévalos a la nevera quince minutos antes de servirlos.

UN TRUCO MÁGICO: Si te cuesta extraer el polo, pon el molde unos segundos bajo
el grifo con agua caliente o templada y se despegará rápidamente.

Helados de hielo

Los polos se pueden hacer de tantos sabores como quieras.

Si preparas uno de un solo color, haz una mezcla homogénea y si lo quieres a rayas, haz varias mezclas y añade capa a capa, congelando 3 horas entre una y otra. Acuérdate de no llenar el molde hasta arriba.

Getty Images
VERSIÓN EXPRESS: Guarda en tu congelador fruta partida. Cuando quieras tu helado, sácala y tritura junto a un yogur edulcorado.

Helados cremosos

Su textura viene determinada por el tamaño de los cristales de agua al congelarse; cuanto más pequeños sean, más suave. Así, hasta que se congele, habrá que batirlo cada 10 min durante la primera media hora y en las siguientes, cada 30 minutos.

No te pierdas: CÓMO ELEGIR (Y COMPRAR) LA HELADERA PERFECTA PARA EL VERANO: HELADOS CASEROS

Trucos:

Tan rico, como molesto cuando empieza a derretirse, así es el helado. Para evitar que se ablande rápidamente, guarda en el frigorífico las copas de servir a no más de 5º C. Y si no quieres que el cucurucho gotee, funde chocolate, deja templar y vuelca en la punta de la galleta.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo