Todo lo que tienes que saber sobre la sandía: propiedades y beneficios

La sandía es uno de los grandes placeres nutricionales del verano. Es refrescante e hidratante, y además, tiene múltiples propiedades para la salud.


    La sandía es uno de los grandes placeres nutricionales de la época estival, no solo porque es refrescante e hidratante, sino porque, además, tiene múltiples propiedades para la salud. Una fruta ideal para llevarte a la playa si vais a pasar el día ya que se mantiene fresca. Una buena sandía rallada o no, con pepitas o sin ellas, es la mejor merienda para refrescarse durante el verano. Y si la tomas por la mañana en zumo, tus desayunos empezarán a ser algo sublime.

    Propiedades de la sandía

    La sandía es una fruta refrescante y dulce perfecta para hidratarse en los días de más calor pues el 90% de su composición es agua. Rica en minerales y vitaminas C
    y A, es baja en azúcares y grasas.

    Se considera preventiva contra varios tipos de cáncer; mejora la función arterial; es antiinflamatoria y analgésica, evitando las agujetas, y es ideal para las dietas de adelgazamiento. Una taza de sandía tiene 43 calorías.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    ¿Sabías que...? Existen unas 1200 variedades y no todas tienen el interior rojo.

    Curiosidades de la sandía

    • Todo el mundo piensa que es una fruta pero realmente es una hortaliza.
    • Sus pepitas son un tesoro nutricional, son fuente de fibra, proteínas vegetales, Omega 6, grasas poliinsaturadas, además de energéticas y saciantes.
    • La sandía no madura una vez separada de la planta, por lo que debe estar en su punto antes de comprarla y la puedes mantener en la nevera durante una semana.
      Vajilla Sandía de Bordallo Pinheiro.
      Bordallo Pinheiro

      El punto de madurez y sabor

      La corteza tiene que ser oscura y sin brillo y debe tener una mancha amarilla que nos indique que ha madurado al sol. Si al darle unos golpecitos el sonido es hueco es que está en el momento justo para consumir.

      Prepara un sorbete de sandía bien fresquito. Pon en un cazo 125 ml de agua y 60 g de azúcar, llévalo a ebullición, hierve 2 minutos y deja enfriar. Tritura 1/2 kg de sandía sin pepitas y 2 cuch de limón, mezcla con el almíbar y congela 2 horas.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo