Las 14 reglas en la mesa que la familia real inglesa cumple a raja tabla

Descubre cómo son las cenas en Buckingham Palace.

Siempre hemos visto en las revistas y en el cine esas mesas lujosas en palacios y castillos donde reyes, reinas y príncipes organizan cenas a todo dar. Y siempre hemos pensado a continuación que debe ser muy incómodo comer o cenar con tanto protocolo. Pero en su día a día ¿cómo son las cenas de la realeza?

No sabemos si la Reina Letizia pone la mesa con la Princesa de Asturias o si el Rey Felipe baja a cenar en pijama algún día. Y sabemos que eso forma parte de su intimidad, pero hemos descubierto que la familia real británica tiene normas estrictas para sentarse a cenar. Algunas tienes su lógica... otras parecen más bien caprichosas. Seguramente basadas en algunas manías de la Reina Isabel o costumbres centenarias.

1 Nunca (jamás) habrá 13 comensales a la mesa: El número de personas que se sienten a cenar nunca podrá ser 13, siempre tiene que haber o una más o una menos. Y no es que la reina sea especialmente supersticiosa pero así evita que sus invitados puedan sentirse incómodos por el número 13.

2 La cena es siempre un evento formal. Nunca nadie puede sentarse a cenar con ropa informal.

3 La reina siempre tiene que dar el visto bueno al menú de la cena. Ella revisa cada día los platos que se van a servir en la cena para cambiar o quitar lo que no le parezca.

4 Nunca hay pasta para cenar (ni arroz ni patatas). A la reina no le gusta.

5 Hay un equipo en el palacio dedicado exclusivamente a estudiar los asientos en la mesa. Dónde se sienta cada uno está perfectamente estudiado.

6 Las conversaciones durante las cenas de gala tienen su protocolo (siempre). La reina solo habla con la persona a su derecha durante el primer plato, cuando llega el segundo plato se dirige a la persona a su izquierda.

7 Cuando la reina ha terminado... todos han terminado. Una vez que la reina Isabel ha terminado su plato, todos deben dejar de comer.

8 ... Y por supuesto no puedes irte antes que eso ocurra. Nadie puede levantarse de la mesa si la reina no ha terminado de comer

9 Aunque la reina a veces es permisiva... Se comenta que la reina siempre se deja algo en el plato para permitir que los más lentos puedan terminar de cenar tranquilamente.

10 Hay (solo) una forma correcta de coger la taza de te. La taza deje sujetarse siempre por el asa con los dedos índice y pulgar.

11 Los perros de la reina se alimentan con comida gourmet.

12 Los alimentos de temporada son lo más preciado. Si alguien la lleva fresas fuera de temporada no probará ni una, la reina no es fan de los alimentos modificados genéticamente.

13 Lo que más valora la reina es que la comida llegue directamente de las granjas y huertos

14 Siempre hay mangos en el palacio. Y hasta la gusta saber cuántos mango hay.

Publicidad - Sigue leyendo debajo