Costillas al horno con miel

Una receta fácil y económica que se convierte en uno de los platos más ricos. ¡Está para chuparse los dedos! 😋

costillas al horno con miel
Getty Images

En las reuniones de amigos solemos realizar recetas sofisticadas y algo más laboriosas. Tratamos de sorprender y, a su vez, buscamos otra manera de utilizar la cocina; sin embargo, también tenemos la oportunidad de hacer ricos platos sin necesidad de complicarnos la vida. Por eso, queremos enseñarte cuáles son los pasos para realizar unas costillas al horno con miel.

Esta es una de las mejores carnes para la barbacoa y se puede considerar un recurso ideal sobre el que incorporar especias que ofrezcan un sabor distinto. En general, las costillas son un corte especial del cerdo que tiene partes óseas y carne tierna que, al fin y al cabo, es fácil de comer y muy jugosa.

En realidad, nos satisface y resulta realmente interesante por ser uno de los platos con miel más fáciles de trabajar en la cocina. Antes de proceder a la explicación, vamos a conocer cuáles son los ingredientes.

INGREDIENTES (Para 4 personas):

- 1 costillar de cerdo (unos 800 g)
- 1 cuch. de miel
- 1 cucharada de mostaza
- 120 ml de aceite de oliva
- 1 cucharadita de salsa de soja
- Pimienta negra
- Sal

PROCESO DE ELABORACIÓN

Para realizar una deliciosas costillas al horno es preciso seguir los siguientes pasos para que queden en su punto y en perfecto estado para ser consumidas. No obstante, siempre se recomienda adquirir la carne en un lugar de confianza o donde se tenga constancia que el producto es de calidad con el fin de hacer recetas originales como esta. Veamos, por tanto, cuál es el proceso de elaboración:

Precalentar el horno a 180º C y engrasar una fuente con un poco de aceite; de este modo, nos aseguramos que la carne no se queda pegada al soporte y, por otro lado, le proporciona más sabor. A continuación, salpimentar el costillar y reservar. Este proceso es diferente al que podemos hacer con las costillas asadas al estilo carolina del norte.

Mezclar en un cuenco la miel, la mostaza y la salsa de soja. Remover con varillas. Pintar las costillas por el lado de la carne y colocar en la fuente con el lado pintado hacia abajo. Untar la mezcla, por el lado del hueso. Cocinar con miel es algo novedoso, pero lo que nos aseguramos es que la apariencia va a ser dorada y reluciente. A partir de ahí, hornear 30 minutos.

Sacar las costillas, darles la vuelta y pintarlas de nuevo. Hornear 30 min más, pintando las costillas a los 15 min. Pasada la primera hora, subir la temperatura a 200º C. Dejar hasta que se doren y queden bien hechas. Lo más importante es que se note un aspecto apetecible.

Finalmente, servir junto a otros alimentos que consideremos un complemento: pimientos, patatas, cebolla, etc. En este caso, estamos realizando una alternativa a las típicas recetas con cordero. Eso sí, las costillas dan mucho juego y ofrecen una imagen vistosa que, sin lugar a dudas, despierta el apetito a cualquiera, siendo una de las recetas con miel más interesantes de la cocina.

Getty Images

Un producto para una ocasión especial

Ya hemos señalado anteriormente que las costillas se convierten en un producto para ocasiones especiales. Por ejemplo, lo podemos hacer si tenemos un encuentro entre familiares o amigos, del mismo modo que si tenemos una velada romántica o si queremos sorprender a los invitados con un plato exquisito.

Si quieres convertirte en un auténtico chef de la cocina, las cosillas con miel son una forma ideal de ser original y disfrutar de una rica comida que, normalmente, no solemos hacer. Por tanto, pégate un capricho de vez en cuando y realiza esta receta que está que es ideal para un menú de fin de semana.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo