Ossobuco a la milanesa

Si te gusta la cocina tradicional italiana donde el sabor, las suaves texturas y los deliciosos aromas impregnan tus sentidos, en tu mesa no puede faltar esta receta.

Ossobuco a la milanesa
Getty Images

Una de las recetas más tradicionales de la cocina italiana... No todo va a ser pasta y pizza. Y como muchos de los platos de la gastronomía italiana se ha popularizado y ahora se puede encontrar en las cartas de restaurantes de todo el mundo.

El ossobuco es la parte alta de la pata del animal pero cortada de forma transversal, de manera que la pieza de carne tiene el hueso en el centro.

Un plato ideal para los días fríos...

INGREDIENTES:
- 2 piezas de ossobuco
- 3 zanahorias medianas
- 200 g de tomate natural triturado
- 100 ml de vino blanco
- 1 cebolla
- 3 ramas de apio
- 50 g de mantequilla
- Harina
- Aceite de oliva
- 1 diente de ajo
- 1 limón
- Sal
- Pimienta
- Perejil

Hacer dos o tres cortes laterales a las piezas de ossobuco para que no se contraigan al cocinarlas. Calentar la mantequilla y el aceite en una cazuela de fondo grueso. Enharinar la carne y dorar por ambas caras a fuego medio. Sacar y colocar en tu olla de cocción lenta.

Pelar y cortar en dados las zanahorias, una cebolla grande y el apio. Saltear las verduras en la misma cazuela que se ha cocinado la carne durante 3 ó 4 minutos. Incorporar la salsa de tomate triturado y el vino; remover. Verter la mezcla resultante sobre el ossobuco cubriéndola por completo para que la carne no quede seca. Tapar la olla de cocción lenta y programar 5 horas y media en baja o el tiempo y temperatura que el fabricante del aparato indique.

Apagar la olla pasado el tiempo y quitar la tapa para que deje de cocer. Mezclar en un bol la ralladura de un limón, un diente de ajo prensado, aceite de oliva y perejil picado y servir
sobre el ossobuco dejando reposar el guiso unos minutos para que se desprendan los aromas.

¡Mmmmmm! Un exquisito ossobuco a la milanesa.

Getty Images

Eso sí, es una receta que requiere paciencia porque lo mejor es que la carne se haga lentamente para cuidar todo su sabor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo