Crema fina de guisantes, una de las recetas más ricas para entrar en calor

La receta y una selección de accesorios de cocina ideales para trabajar con guisantes.

Crema fina de guisantes
Getty Images

¿Sabías que los guisantes no son una verdura? En realidad los guisantes son una legumbre como los garbanzos o las lentejas. Sin embargo tienen un aporte calórico muy bajo y son ricos en proteínas, por lo que vienen de lujo en dietas vejetarianas o dietas hipocalóricas.

100 gr de guisantes aportan: Calorías 80 kcal - Proteínas: 5,3 gr - Grasas: 0,4 gr - Hidratos de carbono: 10 gr - Fibra: 7,8 gr - Calcio: 25 mg - Hierro: 1,5 mg - Magnesio: 27 mg - Potasio: 340 mg - Fósforo: 122 mg

¿Qué necesitas para preparar esta crema fina de guisantes?

Ingredientes:
- 500 gramos de guisantes frescos
- 350 ml de caldo de verduras
- puerro
- nata líquida (opcional)
- aceite de oliva
- sal

Preparación:

Desgranar los guisantes y reservar. Poner una olla a calentar con dos cucharadas de aceite y, cuando esté caliente, añadir medio puerro troceado. Bajar el fuego y remover.

Incorporar los guisantes y un poco de sal. Agregar 350 ml de caldo de verduras. Dejar cocer hasta que queden tiernos, 3-5 minutos. Retirar parte del líquido y algunos guisantes para decorar el plato final.

Pasar por el pasapuré o triturar en la batidora la crema añadiendo 2 cuch. de aceite de oliva. Si quieres que quede más cremosa, pon dos cucharas de nata líquida. Remover, rectificar el punto de sal y, si quedara muy espesa, añadir más líquido de la cocción.

Servir la crema de guisantes en un plato hondo o bol decorando con unos guisantes cocidos y regando con un fino hilo de aceite de oliva.

El resultado no puede ser más apetitoso:

Getty Images

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Compras online