Trucos para cocinar con huevos y aprovechar todos sus nutrientes

Huevos: Morenos y blancos
Getty Images

El huevo es uno de los ingredientes más versátiles de nuestra cocina y de los más completos por su gran cantidad de nutrientes. Descubre cómo sacarle el máximo provecho.

En la cocina, el tipo de huevo que más se utiliza es el de gallina. Blancos o marrones, grandes o pequeños, ecológicos o camperos.

Tips para descubrir los diferentes tipos de huevos y saber qué es lo que estás comprando.

SISTEMA DE PRODUCCIÓN
Viene indicado en un código impreso en la cáscara del huevo. Si el número comienza por el 0 (cero) indica que es ecológico; si lo hace por el 1, que es campero; el número 2 significa que el huevo es de gallinas criadas en suelo, y el número 3 que son de gallinas criadas en jaulas. Tras este primer número, en el código encontrarás unas iniciales que corresponden al país de origen, por ejemplo, ES significa España, y el número largo que aparece a continuación es el identifIcador del producto.

PESO
Según normativa europea, se pueden dividir los huevos en XL o súper grandes, cuando pesan 73 g o más; L o grandes, entre 63 y 73 g; M o mediano, entre 53 y 63 g, y S o pequeño, menos de 53 g.

COLOR DE LA CÁSCARA
Se debe principalmente a la raza de la gallina de la que procede. Por lo general, las gallinas de plumas blancas ponen huevos blancos, y las marrones, de su color.

Cómo guardar y conservar mejor los huevos

Getty Images

Para mantener los huevos en el mejor estado, se recomienda guardarlos en frío solo cuando estén en su destino final: tu casa. Es preferible conservarlos en su estuche de cartón, para protegerlos de los cambios de temperatura que se producen al abrir y cerrar la nevera.

Cómo saber si un huevo es fresco

Getty Images

En un vaso con agua echa un huevo. Si está fresco, se hundirá por completo y tocará el recipiente. Si es menos fresco, tocará el fondo con un extremo y si se queda arriba flotando, tíralo pues se ha estropeado. Con el tiempo, la cáscara permite que entre aire, flote más y pierda frescura.

Ideas para aprovechar las claras

Getty Images

Si al acabar una receta te han sobrado claras, puedes congelarlas en un recipiente con tapa o bien elaborar con ellas ricos platos como un bizcocho de claras y chocolate, financiers, merengues, tortillas o incluso cócteles como el Pisco Sour o Vainilla Fizz.

Huevos de codorniz

.
Getty Images

Ricos en minerales y proteínas, úsalos para preparar pinchos o entrantes, como nidos de patatas, tartaletas, revueltos de jamón o ensaladas

Publicidad - Sigue leyendo debajo