Magdalenas caseras: La merienda perfecta

Nada como un vaso de leche para mojar una esponjosa magdalena...

Magdalenas con chocolate y M&M
Getty Images

Si al salir del cole tus hijos salen hambrientos, alterna bocadillos con frutas y dulces caseros, como estas ricas magdalenas. Aplica estos trucos y te saldrán de rechupete.

Primero, la receta:

INGREDIENTES:
- 200 g de harina
- 3 huevos
- 50 ml de leche
- 200 g de azúcar
- 125 g de aceite de oliva
- 10 g de levadura

Batir los huevos con el azúcar. Verter el aceite de oliva. Añadir la leche, la harina y la levadura. Meter en moldes y hornear 13 min a 220º C.

Y ahora los trucos que debes tener en cuenta:

Logra un equilibrio entre ingredientes húmedos y secos. Si te faltan secos, la magdalena crecerá a lo largo, no a lo alto. Y si te faltan líquidos, quedará demasiado
espesa.

Utiliza aceite mejor que mantequilla. Es más sano. De oliva o de girasol, elige el que quieras según tu gusto. Si optas por el primero, decántate por uno de sabor suave.

Evita llenar los moldes hasta arriba. Deja el relleno como a un dedo del borde. Aromatiza la masa con esencia de vainilla o ralladura de limón. Decora con ricos
caramelos de chocolate.

Procura que los ingredientes estén a temperatura ambiente. Saca con anterioridad los que estén en la nevera. Trabaja la masa en un bol caliente y evitarás que se corte al
batirla.

Bate mucho la masa para que queden esponjosas. Así, cogerá aire. Luego, déjala reposar en la nevera 1/2 hora. El contraste frío-calor hará que suba más en el horno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo