Las salsas: variedades y cómo emplearlas en la cocina

Descubre las mejores salsas para darle (más) sabor a tus platos. Y aprende a hacer pesto casero y salsa de tomate.

Salsas caseras: Tipos y variedades
Nuria Serrano

Repasamos las salsas más ricas para dipear (mojar, untar) con pan, nachos, doritos, colines, etc. Las salsas son el complemento perfecto para realzar carnes, pescados o verduras.

Existen muchas salsas pero hemos elegido las más populares del mercado para conocerlas mejor. Las hay que pican, que saben entre dulces y saladas, que suavizan y dan color... ¡como éstas!

Nuria Serrano

Salsa de queso. Puedes optar por el cheddar, para acompañar con nachos y guacamole casero; o por gruyère o emmental, para servir con vegetales y pastas e, incluso, queso azul para la carne.

Salsa agridulce. Esta popularísima salsa oriental se elabora con azúcar, vinagre de arroz y sal. Ideal para tomar con rollitos de primavera, pollo frito, nuggets, rebozados...

Salsa de sésamo. Con estas semillas se puede hacer un tahini excelente como aliño para ensaladas. También es buen compañero de pescado blanco al vapor, en papillote o a la plancha, así como de verduras asadas o plancha.

Guacamole. Su nombre proviene del náhuatl ahuacamolli. Conocida en todo el mundo, es la mejor salsa para dipear con nachos o para rellenar burritos y tortillas.

Pesto. Esta salsa italiana está asociada a la pasta, pero ¿la has probado extendida en las bases de las pizzas o en las tostas de pan? ¡Sorpréndete!

Salsa de miel y mostaza. Las vinagretas son un aliño básico con matices agridulces. No solo en ensaladas frescas, también en escalivada de pimientos y berenjenas e, incluso, para salpicón de marisco con pulpo y gambas.

Mostaza a la antigua. De entre todos los tipos de mostaza, es la más suave. Las semillas enteras aportan gran sabor a recetas de pollo o cerdo con guarnición de puré -de patata, calabaza o coliflor- enriquecido con esta salsa.

Chimichurri. Tradicional de Argentina y Uruguay, lleva vinagre, perejil, ajo, ají molido y sal. Se usa en barbacoas y para marinar pescados y aves.

Salsas españolas

Alioli de ajo negro. Este ajo caramelizado resulta de la fermentación del ajo común. Queda de lujo como salsa y enriquece los arroces y también los pescados.

Mojo picón canario. Llamado mojo rojo o bravo, es el tradicional acompañante de las papas arrugás, el gofio o el sancocho. Y resulta indispensable en barbacoas de carne.

Prepara la salsa en casa, así sabrás que es cien por cien natural. Sin aditivos y con muchas menos calorías.

Salsa de pesto casera

Hearst

Necesitas:
- 50 g de hojas picadas de albahaca
- 70 g queso
- parmigiano reggiano rallado
- 30 g queso pecorino rallado
- 35 g de piñones
- 1 diente de ajo
- sal y aceite de oliva.

Bate todos los ingredientes con la batidora... ¡y listo!

Salsa de tomate, la más saludable

¿Cómo no mencionar a la reina de las salsas? Es popular, versátil y toda una fuente de vitaminas.

image
Nuria Serrano

Para elaborarla, usa tomates maduros y carnosos -tipo pera o rama- y tritúralos sin piel para mejorar el cocinado.

Usa una cazuela lo más ancha posible y con cierta altura, y haz un sofrito pochando cebolla, ajo y pimiento verde italiano (éste opcional) a fuego lento.

Cuando las verduras estén blandas, agrega el tomate triturado y no subas la temperatura ni tapes el recipiente. A los 40-45 minutos estará lista la salsa con el espesor deseado. Pruébala, añade sal y hierbas aromáticas (albahaca y orégano) y rectifica el punto de acidez del tomate, si fuera necesario, con azúcar. Por último, tamízala con un pasapurés y un chino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo