Ideas para preparar cafés a gusto de todos

Desde el tradicional café con leche al fresquísimo capuccino con helado.

Café italiano con plátano caramelizado
Hearst

Entre los amantes del café hay de todo, los súper cafeteros que toman expresso tras expresso como si no hubiera un mañana, los que arranca el día con su ritual cafetero, los que para merendar quedan para un cafélito y hasta los que en verano sobreviven al calor con café on the rocks (el tradicional café con hielo).

Sea cual seas, echa un vistazo a estas ideas y propuestas, seguro que las vas a probar todas.

Un capuchino, por favore

Capuccino con helado
Hearst

No dejes de disfrutar de un buen capuccino ni en verano, pero en lugar de cubrir el café con una espesa capa de nata montada, te sugerimos esta versión más refrescante a base de helado. Acuérdate de espolvorear con canela.

Café con leche y caramelo

Hearst

INGREDIENTES (4 personas):
- Café
- Azúcar
- Leche
- Caramelo líquido

Con cafetera italiana: llenar de agua la parte inferior de la cafetera hasta la válvula de seguridad. Poner encima el filtro con el café. Enroscar la parte superior de la cafetera y dejar la tapa levantada. Poner el café al fuego. Bajar el fuego una posición cuando vaya a empezar a subir y, otra más en el momento que empiece a subir. Cerrar la tapa. Cuando salga vapor, apagar el fuego, dejar unos segundos para que termine de subir todo el café y retirar. Servir el café en las tazas con azúcar al gusto.

Calentar y espumar la leche. Para ello, se puede usar una batidora espumadora o un espumador eléctrido. Añadir la leche caliente y vaporizada a las tazas.

Decorar el café con el caramelo líquido encima.

Café italiano con plátano caramelizado

Hearst

Este café es sencillamente ES-PEC-TA-CU-LAR. Con galletas, plátano, vainilla, nata, caramelo...La clave está en cómo mezclarlo todo.

No te pierdas el paso a paso, AQUÍ.

Café bombón para golosos

Hearst

INGREDIENTES:
- Café negro exprés
- Cubitos de café helado
- Leche condensada
- Licor o crema de café.

Vierte un chorrito de leche condensada en un vaso de boca ancha transparente, para que se vean bien las distintas capas.

Añade café negro caliente poco a poco y, por último, agrega la mezcla ya triturada de cubitos de café helado y licor o crema de café. Conseguirás un acabado denso y perfumado con el aroma del licor.

Si lo deseas, puedes echar una última capa de nata montada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo