Tarta de sangría, esta sí que es la tarta del verano

Acabamos de descubrir que existe y ya estamos deseando llegar a casa para probarla.

Si ya has visto el vídeo sabrás que no es nada complicado, en realidad solo hay que añadir sangría a la masa. Pero tiene su truco...

Para elaborar esta receta han usado:

- 1 paquete de preparado para bizcocho blanco
- 3 claras de huevo
- 1 vaso de sangría
- 2 cucharaditas de raspaduras de naranja
- 1/4 vaso de aceite vegetal
- 1/4 cucharadita de sal
- colorante rojo alimenticio
- colorante morado alimenticio

Exacto, el truco está en el colorante. En realidad la sangría no tiñe tanto como para que el bizcocho realmente tenga una apariencia de vino tinto. Así que con unas gotitas de colorante alimenticio se soluciona el tema.

El resto, como siempre, consiste en mezclar, hornear, montar y decorar, eso si con frutas, como una buena sangría y un frosting cremoso que en este caso han preparado con:

- 2 barras de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 4 tazas de azúcar glas
- 1/4 vaso de brandy
- una pizca de sal
- 1/2 vaso de arándanos, y un poco más para decorar
- 1/2 vaso de frambuesas, y más para decorar
- 1/2 vaso de fresas picadas, y algunas más enteras y a la mitad para decorar
- Media naranja, cortada en trozos, para decorar

Publicidad - Sigue leyendo debajo