Cómo elegir la guarnición perfecta para cada plato

Las guarniciones deben ser un acompañamiento del plato principal, ya sea de carne o de pescado. Por eso, cuanto más sencillas y ligeras sean, más éxito tendrán.

GUARNICIÓN DE VERDURAS
Getty Images

Una buena guarnición no sólo enriquece el plato principal sin robarle protagonismo, sino que, además, ofrece una mezcla de texturas y sabores agradable al paladar. Apunta ideas para dar con el acompañamiento perfecto y lograr que tus recetas sean un verdadero éxito.

1. Las ensaladas de hojas verdes y las patatas soufflé, asadas o fritas, son dos opciones que se adaptan a la perfección a platos de carne, pescado y ave.
2. El arroz basmati especiado acompaña muy bien a todo tipo de carnes a la plancha o a la parrilla, especialmente a las que tienen un toque de especias como, por ejemplo, los pinchos morunos o las carnes adobadas.
3.
Añadir una guarnición de verduras y hortalizas es la mejor forma de asegurarnos una alimentación más saludable. Ásalas para añadir a guisos de carne y cocínalas al vapor si es una receta de pescado blanco.

Un plus de sabor

Aporta un rico contrapunto de textura a sopas y cremas con los tradicionales croutons
o picatostes; sin duda, uno de los recursos más utilizados.

SOPA
Getty Images

También puedes preparar ricos crujientes de puerro, jamón, beicon o queso parmesano, así como chips de yuca (unas patatas fritas diferentes) de alcachofas o plátano.

Las patatas ¡Nunca fallan!

Son muchos los que piensan que un guiso de carne debe ir siempre junto a unas patatas fritas o asadas. Innova y prepara un rico puré de calabaza para tus recetas de pollo, pavo o pato, y champiñones salteados con especias para las carnes rojas.

POLLO CON PATATAS
Getty Images

Una guarnición de patatas debe pesar entre 125 y 150 gramos; si es de arroz, calcula unos 50 gramos, y si es verdura o ensalada, con una taza será suficiente.

Muchas opciones

Hay pocas recetas a las que no les vaya bien unas sabrosas patatas, ya sean cocidas, fritas o en puré. Incluidos tus platos de pescado, que también puedes acompañar
con arroz basmati, espárragos al natural o con mayonesa, y ligeras ensaladas de brotes de soja.

PESCADO
Getty Images

Salsas

Aunque no se consideran guarnición, son ideales para acompañar alimentos que no tienen un sabor intenso, como el pollo o el pescado a la plancha.

SALSAS
Getty Images
This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo