Las 12 mejores guarniciones para cada tipo de plato

La guarnición debe ser un acompañamiento del plato principal, ya sea de carne o de pescado. Por eso, cuanto más sencilla y ligera sea, más éxito tendrá en la mesa.

GUARNICIÓN DE VERDURAS
Getty Images

        Una buena guarnición no sólo enriquece el plato principal sin robarle protagonismo, sino que, además, ofrece una mezcla de texturas y sabores agradable al paladar. Por eso, queremos presentarte algunas buenas ideas de guarniciones para cada tipo de plato. ¿El objetivo? Que se conviertan en el acompañamiento perfecto y hacer que tus recetas sean un verdadero éxito. Ten en cuenta los siguientes puntos:

        • Las ensaladas de hojas verdes y las patatas soufflé, asadas o fritas, son dos opciones que se adaptan a la perfección a platos de carne, pescado y ave. Hay que tener en cuenta que cualquier tipo de verdura puede convertirse en una buena opción, como puede ser la zanahoria o el brócoli, alimentos ideales para hacer recetas gourmet exquisitas.
        • El arroz basmati especiado acompaña muy bien a todo tipo de carnes a la plancha o a la parrilla, especialmente a las que tienen un toque de especias como, por ejemplo, los pinchos morunos o las carnes adobadas.
        • Añadir una guarnición de verduras y hortalizas es la mejor forma de asegurarnos una alimentación más saludable. Ásalas para añadir a guisos de carne y cocínalas al vapor si es una receta de pescado blanco.

          This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

          1 Guarniciones para sopas

          Aporta un rico contrapunto de textura a sopas y cremas con los tradicionales croutons
          o picatostes; sin duda, uno de los recursos más utilizados y que están presentes en todos los libros de recetas saludables.

          SOPA
          Getty Images

          También puedes preparar ricos crujientes de puerro, jamón, beicon o queso parmesano, así como chips de yuca (unas patatas fritas diferentes) de alcachofas o plátano. Prueba a acompañar tu sopa o crema con estos chips de rábanos.

          2 Las patatas ¡Nunca fallan!

          Son muchos los que piensan que un guiso de carne debe ir siempre junto a unas patatas fritas o asadas. Innova y prepara un rico puré de calabaza para tus recetas de pollo, pavo o pato, y champiñones salteados con especias para las carnes rojas.

          Una guarnición de patatas debe pesar entre 125 y 150 gramos; si es de arroz, calcula unos 50 gramos, y si es verdura o ensalada, con una taza será suficiente.

          Hay pocas recetas a las que no les vaya bien unas sabrosas patatas, ya sean cocidas, fritas o en puré. Incluidos tus platos de pescado, que también puedes acompañar con arroz basmati, espárragos al natural o con mayonesa y ligeras ensaladas de brotes de soja.

          Getty Images

          Una combinación jugosa y apetecible es el puré de patata y el mango. La suavidad de uno con el dulzor del otro ayudan a complementar la carne y darle un sabor diferente.

          Cultura RF/BRETT STEVENS

          3 Salsas

          Aunque no se consideran guarnición, son ideales para acompañar alimentos que no tienen un sabor intenso, como el pollo, el pescado a la plancha o los calamares. Las salsas son muy interesantes para acompañar cenas rápidas para niños.

          Carlo A

          4 Salteado de verduras

          Nada mejor como complementar un buen plato de salmón con un salteado de verduras. La mejor forma de completar el plato de forma saludable. Pueden acompañar también a otros pescados, por si te apetece preparar recetas con dorada.

          lacaosa

          En este enlace vas a encontrar más de 50 recetas con verduras que puedes usar como entrante o guarnición para un plato de pescado o carne.

          LauriPatterson

          Este halibut queda muy bien complementado con una mezcla de espinacas, puerros y piñones. Una forma distinta de mejorar la imagen del plato y enriquecerlo.

          5 Puré de coliflor

          Este puré de coliflor es el sustituto bajo en carbohidratos (y calorías) perfecto para sustituir el puré de patatas. ¿El secreto para hacer que la coliflor al vapor quede suave y cremosa? ¡Queso crema! El queso crema añade cremosidad.

          Parker Feierbach / Delish.com

          INGREDIENTES:
          - 2 cabezas medianas de coliflor, sin floretes
          - 180 g de queso crema
          - 1/3 taza de leche
          - sal y pimienta
          - cebollino picado
          - mantequilla

          1. Cuece la coliflor 10 minutos. Escurre bien. Vuelve a colocar en la olla y tritura la coliflor hasta que quede suave y no queden trozos grandes.
          2. Añade el queso crema y la leche, y sazona con sal y pimienta. Mezcla hasta que esté cremoso.
          3. Adorna con cebollino, sazona con más pimienta y cubre con un poco de mantequilla.

            6 Aguacate

            Ideal para acompañar pescados o una carne a la plancha. Puedes hacer sencillamente una ensalada de aguacate en gajos con cebolla en juliana, sal y aceite de oliva. El guacamole también te puede servir de acompañante y si no lo has probado nunca, te recomendamos los aguacates asados.

            HearstGetty Images

            INGREDIENTES (4 pers.):
            - 4 aguacates
            - 1 manojo de cilantro
            - 1 dl de aceite de oliva virgen extra
            - 2 limones
            - 1 cucharadita de miel
            - 1 cucharadita de queso parmesano rallado
            - Sal
            - Pimienta

            1. Poner en vaso de batidora un dl de aceite de oliva, un manojo de cilantro fresco, el zumo de 2 limones, una cucharadita de miel, una cucharadita de queso rallado y sal y pimienta al gusto. Triturar con la batidora.
            2. Cortar los aguacates por la mitad y de forma longitudinal hasta llegar al hueso. Una vez dado el corte, girar las dos mitades con las manos, cada una hacia un lado distinto para que se desprenda el hueso en una de ellas. Clavar un cuchillo en el hueso para quitarlo del todo. Pintar los aguacates con la salsa del paso anterior.
            3. Poner una parrilla al fuego. Cuando esté muy caliente, colocar los aguacates por el lado abierto hasta que queden marcados. Dar la vuelta a los aguacates, poner a punto de sal. Añadir más crema de cilantro. Tapar y dejar a fuego lento 3 minutos más. Servir al momento. Decorar con unas hojitas de cilantro. Si se desea, se pueden presentar sobre unos panecillos tostados.

              7 Pasta

              ¿No se te había ocurrido antes? La pasta no tiene porqué ser solo un entrante o un plato único como los espaguetis boloñesa o carbonara. Puedes cocer una pasta del tipo que más te guste o divierta y simplemente rociarlos con un chorrito de aceite de oliva y con sal y pimienta molida para acompañar un pescado al horno.

              Hearst

              ¿Te animas a probar esta pasta de limón con sardinas escabechadas?

              8 Zanahorias para el lomo

              Estos ricos medallones de lomo están deliciosos con una zanahorias. Un contraste de sabor para acompañar la carne y darle un toque distinto.

              boblin

              9 Judías verdes: un toque verde al plato

              Las judías verdes son una buena opción. No llenan mucho, resultan muy apetecibles y se pueden comer junto con la carne para completar más el sabor. Cuando hacemos recetas al horno, ¡no pueden faltar!

              Oleg Begunenco / 500px

              10 El brócoli es todo un acierto

              Para suavizar el sabor de la carne, podemos hacer recetas elaboradas con brócoli. Es la guarnición perfecta para que el plato tenga una mejor apariencia y se complemente con el sabor de la carne.

              Aniko Hobel

              11 Tomates

              Verdes o rojos. Frescos o escalfados. Tomate pera, kumatu, en rama... Los tomates en sus múltiples variedades es uno de los alimentos frescos más versátiles. Anímate a probar unos tomates verdes asados.

              PHOTO: ANDREA MONZO; FOOD STYLIST: SPENCER RICHARDS

              INGREDIENTES:
              -
              4 tomates verdes medianos en rodajas gruesas
              - sal y pimienta negra molida
              - 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
              - 115 g de queso de cabra
              - 2 cucharadas de nata
              - la ralladura de 1 limón
              - 1/2 cucharadita de agave o miel
              - 1/2 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo, y más para decorar
              - 1/2 taza de hojas de albahaca fresca
              - sal marina en escamas, opcional

              1. Sazona los tomates por ambos lados con sal y pimienta negra, y rocía con aceite. Reserva.
              2. En un tazón mediano, mezcla el queso de cabra, la nata, la ralladura de limón, el agave, las hojuelas de pimiento rojo y 1 cucharada de aceite, 1 y 1/2 cdta. de sal y 1/4 cdta. pimienta negra hasta que esté bien ligado. Vierte en una fuente o plato.
              3. Precalienta una parrilla o una plancha. Asa los tomates hasta que estén bien tostados pero no demasiado blandos, de 2 a 3 minutos por lado.
              4. Coloca los tomates sobre la mezcla de queso de cabra. Rocía con aceite, luego decora con albahaca, sal marina, y hojuelas de pimiento rojo.

                12 Setas y champiñones: sabores de otoño

                Lo mejor es que hay más de 200 variedades de setas, así que ya estás tardando en empezar a probar las que aún no conoces y las elaboraciones que aún no se te habían ocurrido. Tienen muy pocas calorías y son muy ricas en vitaminar y minerales.

                Parker Feierbach / Delish.com
                Publicidad - Sigue leyendo debajo