Así se prepara un ramen delicioso

¡No hará falta que viajes a Japón para disfrutar del plato de moda!

Receta de ramen
Pinterest: Laura Bolton

Los restaurantes de comida japonesa se han convertido en un éxito rotundo, siendo la opción favorita de muchos foodies a la hora de elegir un lugar de reunión para disfrutar con sus amigos. Pero si antes el sushi era el protagonista absoluto de los menús, ahora, sin duda, es el turno del ramen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y es que esta sopa de fideos, rica y nutritiva como pocas, es ideal para todos los paladares, ya que se puede cocinar de muchas formas, con ingredientes variados. Aunque lo más llamativo de esta receta, es la concienzuda preparación del caldo (puede llegar a requerir hasta 36 horas de cocción).

Pero tranquilos, que no cunda el pánico, la receta que os vamos a proponer estará lista en menos de una hora, ¡y sabrá igual de bien!

RECETA SENCILLA DE RAMEN DE POLLO

INGREDIENTES:
- 2 pechugas de pollo deshuesadas
- Sal kosher y pimienta negra recién molida
- 1 cuchara de mantequilla sin sal
- 2 cucharaditas de sésamo o aceite vegetal
- 2 cucharaditas de jengibre fresco rallado
- 3 cucharaditas de ajo recién picado
- 3 cucharaditas de salsa de soja baja en sodio
- 2 cucharadas de mirin
- 4 tazas de caldo de pollo casero
- 1/2 taza de setas shitake
- 1-2 cucharaditas de sal marina
- 2 huevos grandes
- 1/2 taza de cebolletas en rodajas
- 2 paquetes de fideos de ramen

PASO A PASO:
Precalienta el horno a 375 grados.
Sazona el pollo generosamente con sal y pimienta.

Derrite la mantequilla en una sartén grande
apta para el horno a fuego medio. Agrega el pollo, con la piel hacia abajo, y cocínalo hasta que esté dorado y se despegue fácilmente de la sartén, aproximadamente de 5 a 7 minutos.

Da la vuelta al pollo y cocínalo
otros 4-5 minutos, hasta que esté dorado. Introduce la sartén en el horno y deja que se ase por 15-20 minutos, hasta que el pollo esté cocido.

Retira del horno
, coloca el pollo en un plato y cubre con papel de aluminio hasta que esté listo para servir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Calienta el aceite en una olla grande a fuego medio. Añade el ajo y el jengibre, y rehógalos por unos minutos, hasta que se ablanden.

Agrega la salsa de soja y el mirin
, y mézclalos bien durante un minuto. Añade el caldo, tapa la olla, y déjalo hervir.

Retira la tapa y deja cocer a fuego lento
durante 5 minutos, luego echa los champiñones. Cocina a fuego lento durante otros 10 minutos, y sazona con sal al gusto.

Llena una olla con suficiente agua para cubrir los huevos.
Cuando empiece a hervir, añade los huevos y déjalos a fuego lento durante 7 u 8 minutos.

Mientras tanto, llena un recipiente grande con agua y hielo. Cuando los huevos estén cocidos, pásalos al recipiente con hielo. Espera al menos 5 minutos, o hasta que estén lo suficientemente fríos como para cogerlos. Quita con cuidado la cáscara y córtala por la mitad, a lo largo. Reserva.

Corta las cebolletas y el pollo en trozos finos. Reserva. Cuando los huevos terminen de cocerse, agrega los fideos de ramen al agua hirviendo y deja que se cocinen por 2-3 minutos, hasta que estén blandos. A continuación, separa los fideos en dos tazones grandes.

Añade el pollo y el caldo de ramen.
Cubre con las cebolletas frescas y el huevo. ¡Ya está listo para servir!

Pinterest: Laura Bolton
Publicidad - Sigue leyendo debajo