Cómo aprovechar las sobras

Aprende a sacar el máximo partido a los restos de comida y conviértelas en deliciosos platos con un poco de imaginación y destreza. Di no al desperdicio y gastarás menos.

Cómo aprovechar las sobras
Getty Images

¿Cuántas veces has cocinado de más y te encuentras con una gran cantidad de comida que no sabes qué hacer con ella?

Casi todo se puede aprovechar, bien guardándola en la nevera o congelador para otro día o bien para elaborar otras recetas. De este modo, ahorrarás bastante dinero y tiempo.

Pan. Mientras esté blando, córtalo en rodajas y congélalo después. Si ya está duro, úsalo en sopas de ajo, migas, torrijas, gazpachos, salmorejos, albóndigas o picatostes.

Pollo. Te dará mucho juego en ensaladas, sopas o croquetas.

Pescado y mariscos. No tires el agua de cocción, podrás hacer deliciosas sopas y caldos cortos para otros guisos. Del marisco, rescata las cáscaras para elaborar un fumet. Con sobras, haz croquetas, pasteles, albóndigas o salpicón.

Pasta, arroz, legumbres... No los mezcles con salsas o condimentos y guárdalos en el frigorífico. Los restos serán perfectos para elaborar ensaladas, una guarnición de carne, pescado e incluso un plato estupendo para el tupper de la oficina.

Malos hábitos. Cada español tira a la basura más de 1/2 kg de comida a la semana según la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición.

No tires... ¡congela!

El congelador es el aliado perfecto para reutilizar la comida.

Getty Images

Guarda siempre en recipientes herméticos, bolsas o papel de aluminio y en las cantidades que luego vayas a consumir. No llenes del todo el recipiente, sobre todo si hay líquidos, pues al congelarse se expandirán.

VERDURAS COCIDAS

¿Has hecho un caldo y no sabes qué hacer con las verduras? Prepara sabrosas cremas, purés, budín, terrinas o pastel de carne.

Getty Images

Cuestión de huevos...

Si has preparado un postre con las yemas de los huevos, conserva las claras congelándolas o móntalas para hacer cremas o merengues. Si lo que te sobran son las yemas, consérvalas enteras sumergidas en un bol de agua fría y úsalas después en salsas emulsionadas o en recetas de repostería a base de crema.

Getty Images

Saca partido a la fruta

Si ves que se te están empezando a pasar las manzanas, naranjas, etc., prepara una rica mermelada natural de frutas, un delicioso smoothie y, en verano, refrescantes helados.

Getty Images

Si ya la tienes cortada, elabora un almíbar y sumérgela para que no ennegrezca.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo