Escuela de cocina: Con las manos en la masa

Cómo debes trabajar cada masa.

Cocinar con masas
Getty Images

Sencillas de hacer y de resultado aparente, las masas son el ingrediente perfecto para
que triunfes en la mesa. Elige la más adecuada para cada plato y aprende a cocinarlas.

Una pasta para cada receta

En el mercado puedes encontrar una gran variedad de masas. Cada una de ellas se comporta de modo distinto frente al calor del horno y es adecuada para unos platos en concreto. Te ayudamos a elegir la más indicada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Getty Images

Hojaldre. De aspecto crujiente se elabora con agua, grasa (mantequilla, manteca de cerdo o margarina), agua y sal y se dobla varias veces sobre sí misma, para conseguir finas capas de masa separadas a su vez por finas capas de grasa, de manera que en el horno cada capa cuece por separado consiguiendo esa textura. Ideal para pastelitos, cruasanes o tartas para rellenar.
Brisa o quebrada. De aspecto parecido al hojaldre, se diferencia porque una vez horneada no coge volumen. Se trata de una base rígida que se utiliza para hacer tartaletas individuales, base de tartas dulces o quiches.
Filo. Exquisita masa de origen árabe que una vez horneada da como resultado una fina, delicada y crujiente masa que se rompe con mucha facilidad. Se usa para elaborar riquísimos paquetitos rellenos de queso, verduras, pollo en trocitos o marisco salteado.
Choux. Pasta neutra que permite la elaboración tanto de recetas dulces como saladas. Cuando se cuece en el horno o se fríe suele abovedarse y permite el relleno con cremas o natas. Perfecta para elaborar lionesas y buñuelos.

ALIADOS
Rodéate de útiles de cocina que te faciliten la preparación de las masas.

Lo básico: un rodillo, una batidora o robot y el molde más apropiado.
Getty Images
Publicidad - Sigue leyendo debajo

DIRECTA AL HORNO

Si quieres que la masa quebrada quede bien cocida y no se infle, colócala en el molde pegada al fondo y a los bordes y pincha con un tenedor toda la masa. Enfría en congelador mientras se calienta el horno. También puedes colocar sobre la masa legumbres secas.

Getty Images

¡APROVÉCHALO TODO!
No tires los recortes sobrantes. Únelos y úsalos para decorar tartas, hacer minipizzas, cestitas saladas, palitos de queso o palmeritas.

FÁCIL DE MANEJAR

Hay pastas que son húmedas o grasas y al estirarlas con el rodillo se quedan pegadas. Para que esto no ocurra, espolvorea con harina la superficie de trabajo y tus manos, tanta como necesites, hasta que puedas amasar con total normalidad.

MASAS LÍQUIDAS

Elaboradas principalmente con harina, huevos, leche y un leudante químico (polvo para hornear) para que crezca mientras se cuecen.

Getty Images

Se cocinan a fuego directo y se dividen en líquidas (masas de crêpes y tortitas), semilíquidas (gofres) y para freír (tempura o pasta orly).

Publicidad - Sigue leyendo debajo