Me encanta ir de picoteo

Siempre hay un buen motivo para juntarse con amigos y familiares y organizar una comida de tapeo. Ricos pinchos, mini bocadillos, vasitos... muchas ideas para triunfar.

Mesa de aperitivos
Hearst

UN APERITIVO VARIADO, SANO Y SENCILLO

Si quieres pasar un buen rato con amigos en un ambiente informal y sin grandes complicaciones en la cocina, las comidas de pinchos, montaditos o tapas son la mejor opción.

Preparación. Una vez que sepas el número de gente, elabora el menú. Además de los ingredientes tradicionales, como el jamón y el queso, apuesta por otros innovadores
y llamativos. En estas reuniones, la presencia juega un papel importante. Intenta que haya variedad de productos pues si a un comensal no le gusta uno, tenga otro para elegir. Lo ideal, tapeo frío para que todo esté junto en la mesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Presentación. Elige un menaje con diferentes materiales, formas y alturas: vasos, cucharas, boles, tablas... y sin detalles deco, pues interrumpirías el acceso directo a la comida.

UNTABLES, PATÉS Y SALSAS

Hearst

Súper prácticos pues al servirse fríos se pueden hacer con antelación. No hay que preparar raciones una por una, sino que se sirven en boles acompañados de panes tostados, patatas fritas o crudités de verduras. Prepara cremas de queso, hummus o salsas agridulces.

LA CANTIDAD JUSTA
Calcula entre 10 y 15 raciones por persona, aunque dependerá del tipo de alimento y la hora del tapeo. Añade una más para el postre.

A CADA TAPA, SU PAN

Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Picos y regañás para el jamón o ensaladilla; el embutido, en pan de cristal; en chapata, rellenos sin líquido; candeal para aperitivos jugosos.

¿FRÍOS O CALIENTES?

Hearst

Lo mejor es que sean fríos para servirlos según lleguen los amigos y te puedas sentar en la mesa con ellos, pero puedes meter alguno caliente siempre que lo puedas dejar listo previamente y solo requieran un último golpe de horno o fritura.

UN BUEN MARIDAJE

Hearst

No pueden faltar en tu almuerzo las bebidas muy fresquitas: cervezas, agua, refrescos y un buen vino. Pon uno rosado para tapas a base de arroz, pasta o pescados azules; blancos ligeros para marisco; blancos dulces para acompañar patés y quesos, y finos para frituras y encurtidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo