Cómo debes elegir el mejor molde según la receta que vas a cocinar

Su correcta elección determinará, en gran medida, el resultado final de tus platos: pistas para escoger el material, capacidad y forma más adecuada para cada receta...

Molde para tartas de hojaldre de Le Creuset
Le Creuset

Cuál es el material perfecto de los moldes para la mejor cocción

El material en qué esté hecho el molde determina el reparto uniforme del calor y, por lo tanto, el éxito de la receta, tanto salada como dulce.

Moldes de cerámica y gres. Resisten muy bien las altas temperaturas y reparten el calor de forma muy uniforme. Si no quieres que al desmoldar se te pueda romper, engrásalo muy bien.

Moldes de aluminio. Son los más populares y baratos con muy buenos resultados porque conducen bien el calor y se calientan rápido. Hay que lavarlos a mano y secarlos para que no se oxiden.

Moldes de silicona. Conducen peor el calor que los anteriores, por lo que deberás aumentar un poco la temperatura y prolongar el tiempo de cocción. Son muy fáciles de desmoldar y limpiar.

Acero. Distribuyen el calor de forma eficiente y uniforme, como el molde de acero al carbono de Le Creuset.

Capacidad:

Los moldes para bizcochos redondos deben tener 20 cm de diámetro; de 30x20 cm para las cocas; y las placas con cavidades son ideales para magdalenas o cupcakes.

Modelos:

Puedes elegir moldes fijos; desmontables, que facilitan el desmoldado o los crusty; o agujereados para dar un toque crujiente.

Moldes con formas:

Según la tarta que quieras hacer busca el molde que más te convenga: Rectangulares, cuadrados o con formas más creativas. Aprovéchate de la variedad de formas para ofrecer a tus hijos dulces caseros y saludables con siluetas divertidas.

Y ahora nos vamos de compras

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Menaje