Claves para llevar una dieta sana tras los excesos de las vacaciones

A punto de llegar septiembre y para muchos el final de las vacaciones. Es el momento de volver a recuperar los hábitos saludables que hemos perdido en verano. ¡Empezamos!

Depurar el cuerpo
Getty Images

Durante el verano, época de vacaciones para la mayoría de nosotros, la dieta habitual suele sufrir cambios. Modificamos las horas de las comidas, comemos más de restaurantes, bares y chiringuitos, abusamos de bebidas gaseosas, nos permitimos algún que otro helado... Y está bien, es momento de descansar y darnos los caprichos que durante el año evitamos. Pero tras las vacaciones es bueno hacer un poco de limpieza, o lo que con respecto al organismo llamamos, dieta detox.

¿Cómo puedo depurar el cuerpo?

Después de los excesos estivales y del desorden alimenticio, es normal sentirse hinchado y con poca energía. La gran aliada para librarnos de las toxinas es el agua.

Intenta beber, fuera de las comidas, entre 1,5 y 2 litros al día. Empieza la mañana desintoxicando e hidratando el cuerpo con un vaso de agua tibia con limón. Tómalo medía hora antes del desayuno, activará tu sistema digestivo y mejorará la función del hígado y el intestino. Y no olvides los batidos verdes, que al combinar frutas y vegetales de hoja verde, conseguirás una bebida depurativa, adelgazante y revitalizante.

Te ayudamos a empezar el curso con un buen propósito: cuidarse. Lánzate a la tendencia de las celebrities de mimarse con un plan detox que elimine los excesos. Te sentirás renovada. Toma nota de estos 10 libros para ponerte en plan detox y empezar a cuidarte.

¿Hago una dieta milagro?

Getty Images

Las llamadas "dietas milagro" tienen doble cara, debes tener cuidado. Aunque se logran efectos visibles de forma rápida, debes evitarlas, pueden ser peligrosas para tu salud. Una pérdida de peso requiere tiempo y constancia, no intentes quitarte muchos quilos en poco tiempo.

  • Come cinco veces al día, es importante no saltarse ninguna comida, ya que el metabolismo necesita estar activo y además corres el riesgo de estar falto de nutrientes.
  • Consume carnes magras, lácteos desnatados, pescados blancos y cereales integrales.
  • Cocina a la plancha, al vapor o al horno y controla el pan y el aceite.
    El éxito de una dieta sana es que sea variada y equilibrada. No excluyas grupos enteros de alimentos.

      ¿Qué hago si tengo que salir a comer o cenar fuera?

      Getty Images

      Que quieras cuidar tu alimentación no significa que tengas que renunciar a tu vida social.

      • Infórmate de los alimentos que menos calorías tienen e intenta combinarlos entre si.
      • Elige solo un plato principal, evitando el entrante y el postre, así como las salsas y los empanados.
      • Bebe un vaso de agua del tiempo a pequeños sorbos antes de empezar a comer, tendrás menos hambre.
      • Ten cuidado con las bebidas alcohólicas, su combinación con la comida impide quemar las grasas.
      • Si quieres tomar vino, que sea seco, contiene menos azúcar.

        Piensa con cabeza y podrás disfrutar de tu velada. No tienes por qué evitar salir. Es el momento también de reencuentros, así que disfruta de comidas y cenas fuera de casa acertando con lo que pides de la carta y empieza a disminuir el consumo de bebidas alcohólicas o gaseosas azucaradas.

        This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
        Publicidad - Sigue leyendo debajo