¿Cómo llevar una dieta sana sin pasar hambre? Repasamos los alimentos más saciantes

Para evitar el picoteo entre horas, lo ideal es comer alimentos ricos en agua, fibra y proteínas, que se digieren lentamente y prolongan la sensación de saciedad.

Nutrición: Alimentos saciantes
Getty Images

Llevar una dieta sana y equilibrada es fundamental para evitar los ataques de hambre que te harán ganar peso. Si necesitas calmar tu ansiedad por comer a todas horas, lo mejor es que llenes la nevera de alimentos que te ayuden a sentir el estómago lleno sin necesidad de estar comiendo continuamente. Los reconocerás por cumplir alguno de estos requisitos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Alto porcentaje de agua. Ésta le da volumen al estómago y dilata sus paredes; señal que llega al cerebro para indicar que está lleno.

Con fibra. Lentifica la digestión de algunos nutrientes, al mismo tiempo que regula el sistema digestivo y favorece el tránsito intestinal.

Ricos en nutrientes. Contienen una gran cantidad de vitaminas y favorece el tránsito intestinal.

Copos de avena, frutas como el plátano, aguacate o naranja, verduras frescas, aceite de olivao huevos cocidos son algunos de los alimentos que te llenarán y no te engordarán.

EN EL Nº 1: LA PATATA

Getty Images

Cocidas son capaces de saciarnos hasta tres veces más que cualquier otro alimento rico en carbohidratos.

Cocínalas con piel. Mantendrá todas sus propiedades nutritivas. Antes de cocerlas, lávalas bien bajo el grifo. El tiempo de cocción está entre 20 y 40 minutos, según el tamaño de la patata. Comprobar que está cocida es tan sencillo como pinchar la patata con un cuchillo; si entra con suavidad, estará lista.

Cómo consumirlas. Puedes prepararlas de mil maneras, aunque lo más habitual es servirlas en guarnición o como aperitivo. Acompañadas de verduras, te llenarán aún más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

TOMA MEDIO AGUACATE EN LA COMIDA

Getty Images

Conseguirás reducir el deseo de asaltar la nevera durante las cinco horas siguientes.

Puedes tomarlo en ensaladas o como guacamole –aguacate triturado, una gota de aceite, zumo de medio limón, una pizca de sal y un tomate en dados– sobre una tostada de pan integral.

LEGUMBRES Y FRUTOS SECOS

Getty Images

Aunque tienen un alto valor calórico, legumbres y frutos secos ayudan a regular el apetito de forma saludable y equilibrada.

20 MINUTOS TARDA EN LLEGAR la sensación de saciedad del estómago al cerebro. Es importante comer despacio y masticar lentamente para que nuestro cerebro sea consciente de que están llegando los nutrientes al estómago.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿ANTOJO DE DULCE? CHOCOLATE

Getty Images

Además de sus propiedades antioxidantes, anticoagulantes y antiinflamatorias, el chocolate negro con, al menos un 70% de cacao, tiene un gran poder saciante. Basta con tomar una onza tras la comida para que el consumo de calorías posterior se reduzca en un 17%.

ENSALADA DE ARROZ INTEGRAL

Getty Images

Además de vitaminas y minerales, contiene proteínas y mucha fibra, que hace más lenta la digestión y consigue que el apetito desaparece. Cocina el arroz al dente, en su punto, sin pasarse, y úsalo como ingrediente principal de una ensalada sabrosa y nutritiva.

Para ello, combínalo con otros alimentos con gran cantidad de agua, como tomate, lechuga o pepino, y ricos en fibra, como remolacha cocina y rabanitos. Por último, espolvorea frutos secos o semillas y di adiós a los ataques de hambre repentinos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

INFO. Los ingredientes enteros sacian más que si se consumen triturados, pues permanecen más tiempo en el estómago.

Publicidad - Sigue leyendo debajo