¿Sabías que la cerveza es súper saludable? (Con moderación, claro)

Conoce los ingredientes, variedades y peculiaridades de la cerveza, una bebida más sana de lo que a priori pudieras imaginar. Rodéate de amigos, sírvetela fresquita y... ¡disfruta!

Botellas de cerveza
Getty Images

¿Cuántas veces has escuchado, “eso es barriga cervecera”? Pues diversos estudios ponen en duda que exista relación entre el consumo moderado de cerveza y la obesidad abdominal. De hecho, la aportación calórica es muy baja. Una caña de 200 ml tiene tan solo 90 kcal y una con la misma cantidad pero sin alcohol, 34 kcal. Pero, además, la cerveza tiene unos nutrientes que son excelentes para nuestra salud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¡Qué útil! Siempre que el consumo sea responsable y moderado, puede ayudar a nuestro cuerpo. La cerveza contiene sustancias muy nutritivas, como la vitamina B (especialmente ácido fólico) y los minerales (como calcio y magnesio). Tiene cualidades antiinflamatorias que contribuirían a la reducción del riesgo cardiovascular. Contiene silicio que ayuda a aumentar la densidad ósea. Además, tiene propiedades antioxidantes, lo que retrasaría la aparición de algunas enfermedades degenerativas.

Info. Su efecto diurético permite eliminar toxinas y reducir el riesgo de aparición de piedras o cálculos en los riñones.

NO TODAS SON IGUALES

Getty Images

Una forma de clasificarlas es por su color. Éste lo da el tueste de la malta. Cuando se tuesta muy poco, el resultado es una cerveza rubia con sabor suave. Si se hace en término medio, tendrá un color rojo, y cuando se expone más tiempo, una negra con un gusto más duradero.

CUESTIÓN DE INGREDIENTES

Getty Images

Los componentes de la cerveza que determinan su peculiaridad son cuatro.El primero, el agua; si es dura, la cerveza será más seca. La levadura, que define sus sabores amargos y aromas. La levadura, es la que hace que tenga alcohol y la que agrega notas frutales y especiadas. Y el último es la cebada, responsable del color, sabor y aroma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Poco a poco va subiendo el consumo de cerveza “sin” porque cada vez somos más conscientes de los peligros que el alcohol tiene por un lado en la carretera y por otro en la salud. Aún en pequeñas dosis, el alcohol deshidrata, disminuye la memoria y concentración, puede causar problemas de hígado, etc. Además, tiene casi el doble de calorías que una sin alcohol.

El limón natural es una buena opción para los que quieren bajar peso, ya que es un excelente quema grasa, además de buen antioxidante. La gaseosa reduce a la mitad el contenido de hidratos y de alcohol y engorda menos.

Getty Images

Atrévete a hacer tu cerveza artesanal, más saludable, gracias a sus ingredientes naturales y sin aditivos. Kit de Curiosite.es

TARTA DE MANZANA... ¡CON CERVEZA!

Getty Images

Además de beberla, también podemos hacer de esta bebida un ingrediente más de nuestra cocina. Algunos platos que puedes cocinar son pollo a la cerveza, redondo mechado o ensalada de pavo con vinagreta. Pero también postres, como esta receta de tarta de manzana que nos propone Cervezas 1906.

Forrar un molde redondo con pasta brisa, dejando 3 mm de grosor. En un cazo, verter 330 ml de cerveza 1906 Black Coupage y 90 g de azúcar y llevarlo a ebullición. Cortar las manzanas en octavos y cocer con la cerveza 5 min. Macerar 1 hora y colar. Colocar los gajos sobre el molde y 3 cucharadas de la cerveza cocida. Tapar con tiras de masa, pintar y hornear 35 min a 180º C.

Publicidad - Sigue leyendo debajo