Consejos para que comer pizza sea más saludable

Sin perder un ápice de sabor.

image
Getty Images

Todos sabemos que nunca lograremos mantener una alimentación saludable si nos privamos de las cosas que más nos gustan. Y nos encanta la pizza, así que hemos querido investigar si había alguna forma en comer pizza sea un poco más saludable.

¡Y resulta que sí! esmás, hay varias, según el científico nutricional y chef Toral Shah. Y lo más importante, ninguna de ellas cambiará el sabor que todos conocemos y amamos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Estos son los cambios que debes realizar realizar si estás haciendo un pedido de pizzas:
1. Pide base fina. Evita las pizzas de masa gruesa (tipo pan) y te evitarás unas cuantas calorías y carbohidratos. Además, las pizzas gruesas a menudo tienen muchos más ingredientes y queso.

2. Elimina parte del aceite. Muchas cadenas de pizzas usan un queso graso que libera bastante aceite cuando se hornea la pizza. Cada cucharadita de aceite tiene aproximadamente 40 kcal y 4,5 g de grasa, por lo que tomarse un segundo para eliminar parte de esa grasa reduce las calorías y el contenido de grasa.

3. Cómelo de un plato, no directamente de la caja. Comer alimentos de un plato más pequeño engaña al cerebro haciéndole creer que has comido más, por lo que estarás lleno antes.

Getty Images

4. Corta las porciones más pequeñas. Opera la misma técnica que al comer en un plato más pequeño.

5. Evita ciertos ingredientes. Olvídate de las salchichas y 'peperoni' grasos, del extra queso, de las salsas cremosas y de las bases rellenas, para ahorrar en cantidad de grasa y calorías que está consumiendo.

6. Añade ciertos ingredientes. Es el momento ideal de cargar de verduras la pizza y cumplir con el reto de más de 5 raciones al día, y para aumentar su ingesta de nutrientes. Tomates, cebollas, pimientos, aceitunas, calabacines, berenjenas son geniales. El jamón serrano y otras carnes magras también son buenas fuentes de proteína y sabor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Getty Images

7. No pidas una base con relleno. Sí, son deliciosas, pero a menudo se rellena con queso y mantequilla, lo que aumentará las calorías y el contenido de grasa.

8. Pide con menos queso de lo normal. Si puede pedir el doble de queso en la pizza, seguro que también puedes pedir la mitad. Esto te ahorrará calorías y grasas saturadas extre.

Cambios que debes hacer si preparas la pizza en casa:
9. Usa harina de trigo integral si está haciendo su propia masa. La harina blanca se refina, lo que significa que se ha eliminado la cáscara fibrosa del trigo, dejando solo el almidón. Nuestros cuerpos rápidamente lo convierten en azúcar. Pero si usas harina de trigo integral, un carbohidrato complejo, obtienes todos los nutrientes y te hará sentir satisfecha durante más tiempo.

10. Haz tu propia salsa de tomate. Prepara la salsa en casa, ya que las salsas preparadas a menudo tienen mucho azúcar. Añade cebollas, zanahorias y otras verduras para una salsa cargada de vegetales.

Getty Images

11. Usa verduras como ingredientes. La espinaca, la col rizada o la acelga le darán a tu pizza un toque extra de nutrientes.

12. Usa mozzarella de búfala fresca. No solo tiene mucho más sabor, sino que solo tiene un 22% de grasa y está cargada de proteínas, a diferencia del queso cheddar, por ejemplo, que tiene un 45% de grasa. El queso Feta, ricotta o de cabra también son buenas opciones de quesos bajos en grasa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo