Una deliciosa receta de pescado rebozado con pistachos y quinoa

Ligera, saludable para el corazón... Esta receta lo tiene todo, ¡y con los mejores ingredientes!

Tiempo de preparación: 20 minutos

INGREDIENTES (4 PERSONAS):
- 3/4 de taza de quinoa
- Entre 115 y 170 g de pescado blanco sin piel (como el bacalao)
- 3/4 de cucharadita de sal
- 1/2 cucharadita de pimienta
- 4 cucharadas de yogur griego bajo en grasa
- 1/4 de taza de pan rallado
- 1/4 de taza de pistachos sin sal troceados
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 4 tazas de espinacas baby
- 2 cucharadas de zumo de limón

PREPARACIÓN:
1. Cocina la quinoa según las instrucciones del paquete. Sazona el pescado con 1/2 cucharadita de sal y 1/4 de cucharadita de pimienta. Después, rebózalo por cada lado con una cucharada de yogur griego bajo en grasas.

2. Mezcla el pan rallado con los pistachos troceados y una cucharada de aceite de oliva. Esparce la mezcla sobre el pescado y presiona hasta que quede bien adherida. Hornea en una bandeja forrada con papel de aluminio a 190º entre 12 y 15 minutos.

3. Añade la quinoa, las espinacas baby, el zumo de limón, una cucharada de aceite de oliva, 1/4 de cucharadita de sal y otra de pimienta. Mézclalo todo y sírvelo con el pescado.

Por ración: 385 calorías, 13,5 g de grasas (2 g de grasas saturadas), 36 g de proteínas, 510 mg de sodio, 29 g de carbohidratos y 5 g de fibra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo