¿Qué es el pan bao?

¡El pan bao es trendy! Se lleva, se come, se rellena de todo lo que imagines. El pan bao tiene unas características concretas. Te lo contamos para que sepas cómo debe ser un pan bao auténtico.

El pan bao es trendy. Una delicia de la comida internacional que ha venido para instalarse entre nosotros y rellenarse de todo lo que imagines. ¿Pero todo es pan bao?

Con la ayuda de Bárbara Buenache, chef ejecutiva de PAMBAO, una cadena de espacios gastronómicos gourmet, dedicada al indiscutible protagonista de la comida callejera asiática, el bao (baobun o mollete chino cocido al vapor), elaboramos una lista de características que debe cumplir este bocado de origen asiático para ser un auténtico pan bao.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Foto de diferentes panes baos de Pambao.

1. La historia de este bocado. Los orígenes se remontan a la tradición gastronómica China. Ha sido un referente en la alimentación de millones de personas. En Asia, sobre todo, está instaurado como parte del desayuno y, también, como un bocado callejero, comenta Buenache.
2. El secreto está en la masa. Mantou, así se denomina a la masa de los baos. Las principales características son la suavidad y esponjosidad. Esto es posible gracias a los ingredientes usados: harina de trigo, levadura, agua, leche y un toque de aceite, vinagre y azúcar.

3. Menor aporte calórico. Una de las principales características de este producto es el bajo aporte calórico que tiene, sobre todo al ser un pan que no se hornea, si no que se prepara al vapor.

Foto de pan bao, de Sean Marc Lee, de Getty Images.

4. La importancia del relleno. Otra de las peculiaridades del bao es su sabor neutro, nada pesado y, a la vez, ligeramente dulce. Esta masa nos permite mostrar todas las aristas del sabor de un relleno, apunta Buenache, lo ideal es complementarlo con vegetales frescos, lechugas y mini brotes vivos, que redondean el sabor de nuestro producto.
5. Comerlo tiene su fundamento. Los baos hay que comerlos calientes ya que si se enfrían la masa pierde su esponjosidad. Y añade Buenache, para comerlos tenemos las manos, hay que olvidarse de cubiertos o palillos chinos; hay que saber qué estamos comiendo en cada momento y adaptarnos al bocado.

www.pambao.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo