Tres remedios caseros que funcionan contra los catarros de verano

¿Has pensado en cómo sería pasar uno de esos incómodos catarros de verano provocados por el aire acondicionado, sin medicación? Es posible. Te contamos cómo. 

Los aires acondicionados en verano son muchas veces los únicos aliados con los que se puede "sobrevivir" a las duras olas de calor estivales. Eso sí, no todo son ventajas. Provocan catarros que pueden incomodar bastante nuestras vacaciones. Una buena idea para sortearlos en casa puede ser sustituirlos por un sistema climatizador evaporativo, que crea una atmósfera más húmeda y menos dura que la que proporciona el aire acondicionado. Pero cuando ya se ha caído en las garras del catarro de verano, también puedes evitar las pastillas si acudes a estos remedios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Jarabe de zanahoria y miel

Trocea unas cuantas zanahorias en rodajas muy finas. Colócalas dispersas en un plato y baña por encima con un chorro generoso de miel de abeja. Deja macerar unas 4 horas. El jugo natural que suelta la zanahoria en contacto con la miel es un poderoso remedio para suavizar la garganta y un potente remedio a la altura del paracetamol.

Infusión de miel, limón y tomillo

Para gargantas sufridoras, una infusión que hará que se suavice al instante. Con un mortero, machaca los trozos de limón, cortados en cuadrados. Mezcla con hojas de tomillo fresco, un chorro de miel y agua. Llévalo a ebullición.

Caldo de limón, ajo y miel

A priori no suena nada bien pero te sorprenderá su sabor. Además, gracias al ajo, conseguirás un potente remedio antibiótico natural. El procedimiento es el mismo que la infusión anterior. Antes de pasarlo a una taza, cuélalo todo.

Foto: http://www.myfussyeater.com/

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar