Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

La hiedra: principales cuidados de una planta trepadora

Diseña muros vegetales con las hojas frondosas de la hiedra. Sus ramas se encaraman a fachadas, muros y pérgolas; además, su fácil cultivo hace que también sea una planta ideal para interiores.


    La hiedra ofrece un verdor sinigual. Esta especie trepadora procede de Europa y pertenece a la familia de las araliáceas. Se caracteriza por tener solo dos variedades: hedera Helix (hiedra común) y Canariensis (hiedra canaria), ambas indicadas para decorar interiores. ¿Las conoces?

    Si quieres decorar el hogar con plantas y aún no sabes cuál elegir, te presentamos las principales características de la hiedra, una planta vistosa, elegante y muy curiosa por la manera en que se adapta a las superficies.

    Caraterísticas y tipos de hiedra

    Sus hojas son pecioladas y alternas, con dos formatos: ovaladas o elípticas. Inclus, tienen cierta cercanía con el racimo, sin olvidar que también tienen diseño triangular con 3 o 5 lóbulos. Lo más común es que sean muy verdes, pero también las hay con rayas blancas o amarillas que tienen el nombre de variegadas. Sus flores son pequeñitas en color verde y ofrece una tonalidad que se complementa muy bien con otras plantas de interior.

    La hiedra tiene un cara poco amable. Pertenece a un temido grupo de plantas invasoras que pueden dañar tu casa. Sus frutos son pequeñas bayas tóxicas de color verde amarillento o negro. En exteriores, trepa por muros, vallados, parterres y pérgolas y sus tallos leñosos consiguen tener una dureza considerable, de ahí que sea una de las plantas de exterior más bonitas para el jardín o el balcón.

    Por otro lado, hay que señalar que también se puede utilizar como rastrera para tapizar zonas de suelo y sus ramas alcanzan los 14 o 15 metros. Algunas hiedras cultivadas, menos fuertes que las silvestres, pueden necesitar un soporte para favorecer el agarre cuando son plantas jóvenes.

    Cuidados de la hiedra

    Es una planta que crece mejor con mucha luz solar, aunque aguante en lugares con poca luz; de todas formas, hay que tener cuidado si esta es directa, ya que blanquea las hojas. Las variedades variegadas si se cultivan a la sombra las hojas van perdiendo sus tonos claros, se vuelven más oscuras y con un color verde uniforme.

    Para un óptimo crecimiento, la hiedra necesita que haya una temperatura ideal está entre los 12º C y los 20º C, y algo superior para las variedades variegadas. Esta especie vegetal no necesita mucha cantidad de agua, por lo que se riega cada dos días en verano y en invierno una vez al día. Es importante que vigiles el drenaje para que sea eficaz si tienes una hiedra de interior, de ahí que se pueda sembrar en macetas con autorriego.

    Hay plantas que sobrevive en rincones oscuros. Pues bien, la hiedra cultivada en el interior necesita estar cerca de una ventana, pero tampoco en una habitación muy oscura, ya que sus hojas acabarían perdiendo el color. Es importante que tenga bastante humedad y que no haya corrientes de aire. No obstante, es una de las plantas de interior que necesitan poca luz y que más aguantan el paso del tiempo

    ¿Cuánto tarda en crecer la hiedra?

    Si se desea podar la hiedra hay que tener cuidado, ya que necesita ser guiada para conseguir superar los 40 cm cada año. Un buen cultivo incluye una poda inteligente. Por tanto, tienes que recortar las puntas 1 ó 2 veces cada doce meses, preferiblemente en verano o cuando vayas a elegir mejores macetas para plantar la hiedra.

    De esta forma, mantendrás la planta trepadora mucho más compacta y densa y los tallos más fuertes. Según crezcan las ramas de la hiedra, tomará vigor, así que es recomendable trasplantarla en primavera, cada dos o tres años. Durante los 3-4 meses después de la plantación evitaremos abonar. Uno de los consejos sobre la hiedra y el abono es que, en primavera y verano, se debe aplicar cada 15 días aproximadamente el abono líquido.

    En principio, la planta crecerá más lentamente, pero será más compacta. También es muy adecuada para poner en práctica la técnica topiaria; es decir, conseguir modelar arbustos, plantas y árboles con guías que se clavan en el sustrato. Estas plantas colgantes y trepadoras son muy adecuadas para ponerlas en macetas suspendidas como, por ejemplo, la hiedra de exterior.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    1 Ramas cortadas en una bandeja
    Oficina holandesa de Flores

    Si vas a recibir visita en casa y quieres improvisar un centro de forma rápida, esta propuesta te va a encantar. Para ello, utiliza una bandeja o molde grande y pon en su interior diferentes ramas cortadas de hiedra, en este caso, para dar color y contraste hemos elegido dos tonos: verde intenso y variegadas.

    2 Refrescar espacios interiores
    Tonya Nunn

    La hiedra puede situarse en exteriores y en interiores. De este modo, podemos decorar el alféizar o una estantería, pero también es importante señalar que ayuda a refrescar la casa y transmitir un toque verde y vivo.

    3 Cuánto dura una hiedra
    Oficina Holandesa de Flores

    La hiedra es una planta con una vida bastante larga. Además, cuando se vuelven demasiado grandes podemos trasladarla al exterior.

    4 Planta trepadora
    Oficina Holandesa de Flores

    En la imagen podemos ver una hiedra trepadora cubriendo parte de un muro. En Estados Unidos y Australia desaconsejan su cultivo por considerarla planta invasiva debido a su capacidad de adaptación a diferentes tipos de terrenos y climas.

    5 Hiedra en macetas colgantes
    Oficina Holandesa de Flores

    La hiedra es perfecta para decorar una habitación con plantas distribuidas en macetas colgantes. En este caso se ha cubierto el tiesto con una tela a juego con las tapicerías, teniendo en cuenta que es una de las mejores plantas colgantes más bonita.

    6 Para crear formas muy decorativas
    Oficina Holandesa de Flores

    El arte de la topiaria es una antigua técnica que consiste en hacer esculturas vegetales bien podando o, como en este caso, ayudados por estructuras vegetales o metálicas que se sujetan al sustrato y se van cubriendo con la planta según va creciendo. Junto a estas líneas podemos ver un bonito ejemplo. Realizado con hiedra, cubre una estructura redonda clavada en el sustrato.

    7 Flotar en el agua
    Oficina Holandesa de Flores

    Es un arreglo floral acuático precioso y súper fácil: llena un bol grande o recipiente de agua y salpica encima hojas de hiedra cortadas con pétalos y florecitas. Ideal.

    8 Con flores grandes
    Oficina Holandesa de Flores

    Una maceta de barro sirve de base a este centro en el que se han combinado flores grandes de la misma variedad y unas ramas de hiedra, para dar un toque de frescor.

    9 Sencillez y belleza
    Image Source

    En la sencillez también se puede encontrar la belleza. Esta hiedra de interior ofrece una imagen sofisticada, cuidada y bonita. Ayuda a decorar, no ocupa mucho sitio y tiene un tipo de maceta bonita y original.

    10 Hedera helix, juego de 3 hiedras en macetas
    Amazon
    exotenherz amazon.es
    6,99 €
    11 Decoración salvaje
    Getty

    La hiedra de exterior es una buena fórmula para enriquecer muros y superficies, tal y como se puede encontrar en esta superficie. Al ser una planta trepadora, se adapta a cualquier superficie sin ningún problema.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Plantas