Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Lathyrus odoratus o guisantes de olor: características, riego y cuidados

Descubre estas plantas trepadoras con flores preciosas para decorar el jardín o la terraza.

how to grow sweet peas
Getty Images

    Cultivar Lathyrus odoratus es una inversión que merece la pena, una floricultora me dijo una vez que los guisantes de olor eran las flores que más rápido se vendían en el mercado. Su éxito se debe a su aroma: es profundamente evocador y te transporta a largos y cálidos veranos. Como se trata de una planta trepadora es preciosa para decorar la casa.

    Como cultivadora, el encanto de los guisantes de olor es que cuanto más se recogen, más florecen. Son fáciles de cultivar, pero hay que tener en cuenta que se alimentan y beben mucho, por lo que es necesario preparar el suelo con estiércol o con compost preparado en casa con basura orgánica, así como regarlo con frecuencia durante los periodos de sequía.

    growing sweet peas
    Jenny DettrickGetty Images

    La planta trepadora Lathyrus odoratus necesita pleno sol y estructuras robustas para crecer, así que elige un buen lugar para cultivar en macetas estas flores bonitas, coloridas y vistosas, que también se denominan guisante de jardín, arvejilla de olor, fríjol de olor, caracolillo de olor o chicharito de olor o de jardín.

    Características del Lathyrus Odoratus

    Para ayudarte a entender cómo cultivar guisantes de olor esta guía te irá muy bien. Primero tienes que saber en qué mes cultivar estas plantas con flores tan vistosas. Los guisantes de jardín son plantas resistentes y pueden sembrarse en interiores, entre octubre y marzo. Para facilitar la germinación, puedes poner las semillas en remojo en agua tibia durante la noche o colocarlas en papel de cocina húmedo hasta que se llenen.

    Amazon
    Lathyrus Odoratus
    Eysii amazon.es
    7,82 €

    Hay una gran cantidad de variedades de guisantes de olor para elegir. Si te gusta esta planta anual para hacer arreglos florales, la más adecuada es la llamada Spencer, por sus largos tallos y sus grandes pétalos. En cuanto al aroma, las variedades de Lathyrus odoratus más propicias son: Matucana, King Edward VII y Painted Lady. Para cultivar son excepcionalmente vistosas la Blue Velvet, que es de un color púrpura oscuro estupendo y tiene un aroma arrebatador, y la Earl Grey, una variedad púrpura y blanca punteada con un bello toque vintage.

    Cómo cultivar guisantes de olor

    Como los guisantes de olor producen raíces largas poco después de germinar, es conveniente sembrarlas en enraizantes, macetas largas y finas o rollos de cartón higiénico, que pueden acomodar este crecimiento. Utiliza un abono multiuso sin turba o un abono para semillas, y siembra las semillas a una profundidad de 1,5 cm.

    Asegúrate de regar tus semillas suavemente pero a fondo antes de colocarlas en un alféizar frío, en un invernadero o en un marco frío, idealmente con una temperatura de unos 15°c. Hay que tener en cuenta que a los ratones les gusta comerse las semillas, por lo que es posible que tengas que protegerlas de estos indeseables visitantes con malla metálica o recortes de acebo. Las semillas deberían tardar entre 12 y 21 días en germinar y todas germinan en momentos diferentes, por lo que merece la pena hacerles una visita diaria.

    Amazon
    Invernadero de madera
    Outsunny amazon.es
    36,99 €

    Una vez que las semillas hayan germinado, puedes trasladarlas al exterior, ya que el frío les ayudará a desarrollar raíces fuertes, pero vigila para protegerlas de las heladas llevándolas al interior cuando sea necesario. Una vez que hayan aparecido cuatro hojas en tu plántula, puedes pellizcar la punta de la planta para que crezca más tupida.

    También puedes sembrar guisantes de jardín o arvejilla directamente en el suelo en abril y mayo. Te recomiendo que siembres dos semillas en cada agujero por si alguna no germina.

    Cuidados del Lathyrus odoratus

    Siembra los plantones en marzo y abril en un lugar soleado. A los guisantes de olor les gusta el suelo bien drenado, pero como son plantas tan hambrientas, es buena idea enriquecer la tierra incorporando estiércol o compost de jardín.

    Además de proporcionar alimento a la planta, ayudará a la tierra a retener la humedad, lo que encantará a los guisantes de olor. Si están destinados a espacios más pequeños o a un balcón, elige variedades enanas y un recipiente profundo, que ofrezca un amplio espacio para las raíces. Coloca algunas piedras o cocodrilos en el fondo de la maceta para facilitar el drenaje.

    Es una buena idea tener el soporte para los guisantes dulces in situ antes de plantarlos. Hay muchas opciones de soportes, desde marcos naturales tejidos con sauce y avellano, hasta soportes caseros con cañas de bambú y cordel, y soportes metálicos y enrejados. Lo importante es que el soporte sea lo suficientemente fuerte para que no se vuelque con el viento.

    Planta tus Lathyrus odoratus a 5 cm del soporte, con un espacio ideal de al menos 20 cm entre cada planta. De este modo, te aseguras de que no compitan por el alimento y de que haya espacio para que circule el aire. Tras la plantación, asegúrate de regar generosamente los guisantes dulces.

    Sigue estos consejos si tienes que tener un jardín libre de plagas. Si las babosas son un problema para tus plantas, puedes rodear los plantones con arena afilada y también es una buena idea clavar algunas ramitas cortas cerca de los plantones para disuadir a los pájaros que quieran picar.

    Amazon

    A medida que tus guisantes de olor empiecen a crecer, átalos a tu soporte con hilo, esto se convertirá en un trabajo quincenal, a medida que crezcan más y más. Un suplemento orgánica a beneficiar a estas plantas trepadoras y cuando el tiempo sea seco riega con regularidad para mantenerlos sanos. Cuando empiecen a florecer, los recortes diarios te ayudarán a obtener lo mejor de tus Lathyrus odoratus. No pierdas de vista las vainas de semillas de arvejilla y córtalas, hasta que al final del verano puedas dejarlas secar y guardarlas para la siembra del próximo año.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Plantas