Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

5 trucos para que la ropa salga sin arrugas de la secadora y planchar menos

Consejos para eliminar las arrugas de la colada en la secadora, ahorrar tiempo y olvidarte de la plancha.

trucos para sacar la ropa sin arrugas de la secadora
RUNSTUDIOGetty Images

    La secadora es un electrodoméstico muy práctico, sobre todo durante los meses de invierno, aunque en España tenemos la suerte de disfrutar de muchas horas de rayos de sol que nos permiten tender la ropa al sol, aunque tenemos los mejores trucos para colgar la ropa dentro en casa cuando hace mal tiempo.

    Si estás pensando en comprar una secadora, conviene que revises las recomendaciones de OCU, que ha publicado recientemente un estudio en el que confirman que la firma de electrodomésticos Miele es la más duradera del mercado: "Esta marca sobresale como la más duradera, con diferencia, en lavadoras, secadoras, con 16 años de media, unos 15 años de duración en lavavajillas, y 14 en frigoríficos. Los aparatos de Miele pueden durar, de media, hasta 9 años más que los de las marcas menos duraderas de cada categoría".

    ¿Cómo conseguir que la ropa no se arrugue en la secadora?

    La utilidad de las secadoras es incuestionable, pero no hay nada más molesto que sacar las sábanas limpias de la secadora y encontrarlas hechas una maraña de tela arrugada. Si sigues leyendo acabarás con esta sensación, porque tenemos los mejores consejos para saber cómo mantener la ropa sin arrugas y, sobre todo, ahorrar tiempo de plancha.

    Sacude bien toda la ropa de la secadora

    La mayoría de nosotros sacamos la colada de la lavadora y la metemos directamente en la secadora sin pensárnoslo dos veces, pero esto podría estar contribuyendo al problema.

    Es posible que la ropa ya esté retorcida, arrugada o enredada antes de que empiece el ciclo de secado. En lugar de eso, sacude cada prenda cuando descargues la lavadora y desacopla las sábanas, fundas y cubiertas que se hayan apelmazado demasiado en el lavado, antes de añadirlas al tambor de la secadora.

    Utiliza bolas para secadora

    Las bolas para secadora pueden ayudar a separar la ropa y permitir que circule el aire en la secadora, por lo que podrían tener la ventaja añadida de acelerar el tiempo de secado, ahorrando electricidad y dinero. Pon un par de bolas de secadora, como las de JML Dryerballs de Wilko, en el tambor de la secadora con tu ropa de cama. Si prefieres prescindir del plástico, opta por las bolas de lana para secadora, como estas de merino: no sólo son totalmente biodegradables, sino que también son más silenciosas en la secadora.

    No sobrecargues la secadora

    Si la ropa de cama no tiene suficiente espacio para moverse dentro del tambor, es más probable que se enrede y se arrugue. Por eso, si has hecho una gran colada, no caigas en la tentación de meterla toda de una vez en la secadora.

    Si es necesario, divide la carga y seca en dos tandas. Al principio puede parecer más esfuerzo, pero a la larga ahorrarás tiempo si cada carga se seca eficazmente y no tienes que separar sábanas retorcidas medio húmedas enredadas con otras secas.

    Cierra o abotona las fundas nórdicas

    Las fundas nórdicas pueden tener un gran apetito por las fundas de almohada, tragándoselas enteras por su borde desabrochado. Si las tuyas tienen botones o corchetes, abróchalos antes de meterlas en la lavadora para evitar que se coman otras sábanas.

    ¿Qué tipo de ropa no se debe meter en la secadora?

    No seques prendas pequeñas en la misma carga. Evita meter objetos pequeños como calcetines, paños de cocina o ropa de bebé en la secadora junto con la ropa de cama, ya que es inevitable que tengas que sacarlos de una funda de almohada al final del ciclo.

    Intenta lavar y secar juntos todos los textiles pequeños del hogar -toallas de mano, fundas de almohada y paños de cocina, por ejemplo- y luego lava y seca juntas las fundas nórdicas y las sábanas grandes.

    Un consejo más, a la hora de cambiar la secadora, busca una con funcionamiento inverso. Estas máquinas cambian el sentido de giro del tambor cada pocos minutos, lo que minimiza los enredos y las arrugas.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Trucos de hogar