Cómo debes hacer la limpieza a fondo en casa

La guía definitiva para mantener a raya los gérmenes y los virus. Siete consejos básicos sobre cómo limpiar tu hogar para mantener a raya las bacterias y los virus, con el asesoramiento experto.


    Estamos en esa época del año en la que la mayoría de nosotros estamos con resfriados y gripes y vemos que todos los que nos rodean están enfermos. Así que es crucial mantener la higiene del hogar a raya para evitar contagios e infecciones por bacterias y virus.

    Algunas personas disfrutan con una buena limpieza, mientras que otras no lo soportan, pero una cosa es segura: es mejor que estar mal en la cama. La limpieza regular juega un papel vital para limitar la propagación del resfriado común, la gripe y el covid-19, por lo que si no has limpiado a fondo tu hogar desde hace un tiempo, este es el momento de sacar el desinfectante.

    Con el asesoramiento de expertos, hemos elaborado esta guía experta para limpiar su hogar y eliminar gérmenes.

    1. Limpiar, luego desinfectar

    Usa un método de dos pasos: primero limpiar y luego desinfectar, para las superficies como las encimeras de la cocina y el baño, y mesas. Para limpiar, rocía la superficie con vinagre blanco destilado y luego limpia con un paño limpio -o simplemente pasa un paño de microfibra con agua tibia-. Para desinfectar, usa un trapo de limpieza humedecido en una solución de detergente bien escurrido.

    Si alguien en tu casa ha tenido Covid, la inmunóloga de la Universidad de Middlesex, la Dra. Darshna Yagnik, tiene el siguiente consejo: "El coronavirus mutante altamente infeccioso aún se puede inactivar de manera eficiente mediante la desinfección regular, utilizando productos que contengan al menos un 70 % de alcohol, un 0,5 % de peróxido de hidrógeno o lejía (diluida en un 0,1 % de hipoclorito de sodio) con agua fría". Eso es alrededor de 50 ml de lejía espesa diluida en poco más de 2 litros de agua.

    KEHAN CHENGetty Images

    2. Saca el máximo provecho al desinfectante

    La eficacia de un desinfectante para matar gérmenes y virus no solo depende de sus ingredientes. El tiempo que se deja actuar, conocido como "tiempo de contacto", también entra en juego. "Este 'tiempo de contacto' es necesario para aprovechar al máximo su poder desinfectante", explica el microbiólogo y autor de The Germ Code, Jason Tetro. "Usa un producto que afirme matar el 99,9 % de las bacterias y los virus, y asegúrate de dejarlo actuar sobre la superficie durante al menos un minuto, pero preferiblemente tres minutos".

    3. Atención a las superficies de "alto contacto"

    Es fácil acordarse de limpiar y desinfectar los puntos críticos de gérmenes, como el inodoro y las superficies de la cocina. Pero otras superficies que se tocan con frecuencia en nuestros hogares también necesitan atención como los pomos de puertas y teteras, o los interruptores de luz y pasamanos.

    Por obvias razones de seguridad eléctrica, nunca debes rociar ningún líquido directamente sobre un interruptor de la luz. En su lugar, prepara una solución desinfectante en una botella de spray vieja y rocía ligeramente sobre un paño de microfibra, luego úsalo para limpiar el interruptor y la placa del interruptor. Luego pasa un paño seco y limpio para lograr brillo.

    XsandraGetty Images

    4. Deja los zapatos junto a la puerta

    Los zapatos no solo meten suciedad a nuestros hogares, también tienen el potencial de introducir gérmenes. Por esta razón, lo mejor es hacer que tu casa sea una zona "sin zapatos" y limpiar los suelos con regularidad. Empieza aspirando o barriendo los suelos para eliminar la suciedad suelta y luego friega con una solución tibia de desinfectante. Ten cuidado de no mojar demasiado el suelo laminado, ya que podría deformarse.

    Consejo: si tienes suelos de vinilo, es mejor seguir los consejos de limpieza del fabricante, que pueden recomendar usar un producto especializado o evitar algunos limpiadores. Si no lo haces, corres el riesgo de invalidar cualquier garantía que cubra el suelo.

    5. Presta atención a los dispositivos compartidos

    Es posible que ni se te ocurra limpiar tu ordenador portátil o tu teléfono con regularidad, pero como usamos estos dispositivos con frecuencia, pueden llegar a acumular una gran cantidad de gérmenes.

    La tecnología que usa toda la familia, como el teléfono fijo de la casa, los mandos a distancia, los teclados de los ordenadores y los mandos de las consolas de vídeo juegos, son perfectos acumuladores de microbios. Para limpiarlos, primero quita el polvo con un paño suave, luego usa uno de microfibra rociado ligeramente con agua para eliminar la suciedad, seguido de un paño limpio rociado con una solución desinfectante para eliminar gérmenes y virus. Los bastoncillos de algodón son muy útiles para limpiar las zonas pequeñas entre los botones.

    6. Limpia bien los paños de limpieza

    Cuando se trata de hacer una limpieza higiénica, olvídate de "un paño sirve para todo". Si usas paños y esponjas para limpiar, cambiar a uno limpio cuando terminas de limpiar una superficie antes de limpiar a otra ayudará a detener la propagación de bacterias y virus.

    Si usas paños de limpieza de microfibra, los fabricantes dicen que enjuagarlos regular y minuciosamente con agua corriente tibia mientras limpias es suficiente para eliminar casi todas las bacterias que puedan haberse acumulado en el paño. En teoría, esto debería significar que puedes seguir usando el mismo paño durante más tiempo antes de cambiar a uno limpio. Sin embargo, no recomendaríamos usar el mismo paño en diferentes habitaciones.

    Getty Images

    Los paños de microfibra limpian de manera más efectiva cuando los usas con agua tibia o caliente (esto ayuda a abrir las fibras) y cuando doblas el paño en forma de almohadilla, ya que ayuda a que el paño haga mejor contacto con la superficie que estás limpiando. Los paños de microfibra necesitan lavarse a máquina a la temperatura más alta posible después de terminar de limpiar, al igual que otros paños.

    7. El poder del vapor

    El vapor es un gran aliado cuando se trata de matar gérmenes y puede ayudar a eliminar la suciedad y la mugre al mismo tiempo. Los limpiadores a vapor se pueden usar en una gran variedad de superficies impermeables en el hogar -no en suelos de madera-, y con los accesorios adecuados, también se pueden usar para limpiar hornos y placas. Nuevamente, si tiene suelos de vinilo, consulta primero la guía del fabricante del suelo.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Trucos de hogar