Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Cómo quitar manchas de pintura de la ropa de forma efectiva

En caso de duda, prueba estos trucos anti manchas.

cómo quitar manchas de pintura de la ropa de forma efectiva
Getty Images

    Si accidentalmente derramas pintura sobre tu camisa o pantalones, que no cunda el pánico: hemos preguntado a Carolyn Forte, directora del Laboratorio de Limpieza del Instituto Good Housekeeping, cómo quitar esta mancha tan complicada de tu ropa. Lo más importante, dice, es tratar las manchas de pintura lo antes posible, porque una vez que la pintura se seca, la mancha puede ser imposible de quitar.

    Otra cosa a tener en cuenta: aunque algunos materiales pueden resistir estos tratamientos contra las manchas, otros más frágiles, como la seda, pueden sufrir daños permanentes. Para asegurarse de que los productos y el método de limpieza son adecuados para el material, haz primero una prueba sobre el terreno. A la primera señal de pérdida de color o decoloración, deja de hacer lo que estés haciendo y acepta el triste destino de tu prenda. Y la próxima vez, por favor, ponte una bata.

    Pintura de látex o al agua

    Buenas noticias: "La pintura de látex fresca se lava rápidamente", dice Forte. Pero si está seca, empieza raspando el exceso de pintura. Trabajando desde el revés de la tela, enjuaga vigorosamente la mancha bajo un chorro de agua tibia. Mezcla una solución de una parte de lavavajillas con una parte de agua tibia. Pasa una esponja por la mancha con la solución de detergente, aplastándola enérgicamente. Aclara y repite el proceso hasta que ya no quede pintura. Si la mancha permanece, prueba a secarla con acetona. Precaución: no utilices acetona en tejidos que contengan acetato o triacetato, ya que derretirá estas fibras.

    Pintura al aceite

    Si la mancha está seca, suavízala tratándola con el producto que recomiende el fabricante de la pintura para diluirla (consulta la etiqueta de la lata de pintura). Si la pintura está húmeda, raspa el exceso y, a continuación, utiliza un paño blanco limpio para eliminar toda la pintura posible. Aclara, pero no dejes que la tela se seque. Coloca la mancha boca abajo sobre una pila de toallas de papel o paños blancos. Limpia con disolvente. Aplasta la mancha para ayudar a disolver la pintura. Repite la operación, sustituyendo las toallas de papel o el paño hasta que no puedas quitar más pintura. Trata la mancha restante con lavavajillas a mano y déjala en remojo toda la noche. Aclara bien y lava. Si la mancha permanece, trátala con un quitamanchas de prelavado, y vuelve a lavar.

    Pintura acrílica

    Enjuaga la mancha con agua tibia y, a continuación, pásala una esponja con una solución de una parte de lavavajillas y una parte de agua tibia. Repite la operación si es necesario, aclara y lava.

    Cómo quitar la pintura en textiles

    Tapicería

    Raspa el exceso de pintura. Mezcla una solución de una parte de detergente líquido lavavajillas a mano y una parte de agua fría. Pasa una esponja por la mancha con la solución de detergente, aplastando enérgicamente. Aclara y repite la operación hasta que no quede pintura. Si la mancha persiste, intenta secarla con acetona.

    Alfombras

    Raspa el exceso de pintura y, empezando por el borde exterior de la mancha, aplica removedor de pintura acrílica y barniz. Raspa suavemente la pintura a medida que se ablande. Repite la operación con moderación hasta que hayas eliminado toda la pintura posible. Ten cuidado de que el decapante no extienda la mancha. "De lo contrario, puedes crear una mancha mayor", advierte Forte. Para evitarlo, trabaja en los mechones individuales, aplicando con cuidado el producto y trabajándolo para que no se extienda a los mechones circundantes.

    Si queda pintura, aplica glicerina en la mancha y déjala en remojo durante varias horas. Pasa una esponja sobre la mancha con una solución suave de detergente líquido lavavajillas a mano y una parte de agua fría. Seca hasta que se absorba el líquido. Limpia la mancha con una solución de una parte de vinagre blanco y 10 partes de agua. Seca hasta que se absorba el líquido. Pasa una esponja con agua fría y seca.

    Ahora que ya sabes cómo reparar las manchas, deshazte de la pintura sobrante o dónala cuando termines tu proyecto.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo