11 Remedios para la tos y los resfriados: trucos caseros según los médicos

¿Tos seca? ¿Cosquilleo en la garganta? Estas son las mejores maneras de encontrar alivio.


    Ahora que en verano pasamos del frío de los aires acondicionados al calor de la calle constantemente, son muy comunes los resfriados y la tos asociada a este tipo de afecciones.

    La peor parte de un resfriado para muchos es la tos molesta y persistente, especialmente cuando ese cosquilleo en la garganta surge en los peores momentos, como durante una presentación de trabajo o cuando estás dando vueltas en la cama. Es suficiente para que busques desesperadamente formas de deshacerte de la tos, sobre todo durante la noche para poder dormir.

    Pero resulta que hay una razón muy importante por la que tosemos, y está destinada a ayudarte a mejorar. "Toser es un reflejo que nuestro cuerpo usa en respuesta a la irritación, inflamación o infección en los pulmones y las vías respiratorias", explica Chantel Strachan, médico de atención primaria en el Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia. "Así es como nuestros cuerpos intentan expulsar los gérmenes e irritantes no deseados del cuerpo".

    La tos se asocia principalmente con infecciones respiratorias, como el resfriado común o la gripe, la bronquitis e infecciones más graves, incluida la COVID-19. Pero también puede deberse al reflujo ácido, las alergias, el asma y los efectos secundarios inesperados de algunos medicamentos, según el Dr. Strachan. Mientras que una tos húmeda (una tos productiva, que produce flema o mucosidad) suele ser un signo de una infección de las vías respiratorias inferiores, una tos seca se asocia comúnmente con vías respiratorias superiores irritadas o inflamadas, dice Glen B. Chun, profesor asistente de médico y director clínico del Instituto Respiratorio Nacional Judío de Mount Sinai. El tratamiento para la tos húmeda a menudo se enfoca en suprimir la tos por completo, mientras que para la tos seca puede estar más enfocado en calmar el dolor de garganta asociado, explica.

    Entonces, ¿qué puedes hacer exactamente para tratar una tos molesta y persistente? Afortunadamente, hay una serie de estrategias efectivas que puedes probar para mejorar los síntomas de tos, y es posible que ya tengas la solución en tu hogar. Desde usar medicamentos que puedes comprar sin receta hasta beber una taza de té, e incorporar a tu dieta alimentos que te ayudarán a aliviar los síntomas de los resfriados. Aquí recopilamos 11 maneras fáciles de deshacerse de la tos.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    1
    Toma jarabe para la tos
    Sujata Jana / EyeEmGetty Images

    Los medicamentos sin receta son tu primer recurso cuando se trata de tratar la tos. Pero no todos son iguales: hay tres tipos distintos de medicamentos para la tos que debes conocer, según el Dr. Chun. El primero es un expectorante, que ayuda a expulsar la mucosidad de tu cuerpo al diluirla; los supresores, por otro lado, atacan los reflejos de la tos en el cerebro. También hay medicamentos para la tos que usan una fórmula combinada, que utiliza ambas formas.

    Otros ingredientes de uso común incluyen descongestionantes, que ayudan a aliviar la congestión nasal, y antihistamínicos para las alergias o la secreción nasal, y analgésicos como el paracetamol.

    "Por lo general, estos medicamentos solo deben usarse durante un período corto de tiempo y no deben usarse durante más de 1 semana", aconseja el Dr. Chun. Para aquellos con afecciones de salud preexistentes, es crucial que consulte al médico de atención primaria antes de tomar un nuevo medicamento para la tos, ya que pueden interactuar con los medicamentos que esté tomando o afectar negativamente una enfermedad preexistente.

    2
    Hidrátate
    DoucefleurGetty Images

    Hay una buena razón por la que beber mucho líquido es tan importante cuando tienes tos. No solo evita que te deshidrates, beber más líquido también ayuda al sistema inmunológico a combatir las infecciones virales. ¿Cómo exactamente? "El aumento de líquidos ayuda a combatir las infecciones, al aumentar el flujo de sangre al área afectada del cuerpo", explica el Dr. Strachan. Además, beber mucha agua ayuda a diluir la mucosidad y alivia las molestias asociadas con el dolor de garganta, dice el Dr. Chun.

    3
    Bebe té caliente
    NoirChocolateGetty Images

    Además de agua, intenta beber una taza de té caliente para lograr más alivio. "Las bebidas calientes, los tés o los caldos diluyen la mucosidad y reducen la irritación de la garganta", dice el Dr. Chun. "También se ha descubierto que algunos tés tienen propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que brindan cierto alivio". Uno de esos tés es el té de jengibre, que es una opción especialmente buena ya que el jengibre tiene fuertes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que reforzarán su sistema inmunológico.

    Si para ti no hay nada como una buena taza de té no te pierdas cuáles son las variedades de té más consumidas. Y descubre nuevos sabores.

    4
    Calmar con miel
    Anjelika GretskaiaGetty Images

    ¿Necesitas un extra en tu té o agua caliente? Mezcla un poco de miel, un antiguo remedio para calmar el dolor de garganta y la tos. Según los funcionarios de la Clínica Mayo, la miel tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antibacterianas, y la experiencia sugiere que puede ayudar a aliviar la tos.

    De hecho, una revisión de estudios de 2021 publicada en BMJ Evidence-Based Medicine sugiere que la miel en realidad puede ser "superior a los remedios habitual" para mejorar los síntomas activos de las infecciones del tracto respiratorio superior, incluida la frecuencia y la gravedad de la tos.

    No hay catarro o gripe que no se solucione con miel. Descubre los beneficios de la miel e inclúyela en tu dieta.

    5
    Haz gárgaras con agua salada
    jayk7Getty Images

    No es solo otro remedio de las abuelas: las gárgaras con agua salada son un remedio casero simple, seguro y económico que puede ayudarte a calmar el picor de garganta, que podría ser la causa de la tos. "Hacer gárgaras con agua salada ayuda a matar las bacterias, aflojar la mucosidad y aliviar el dolor y la incomodidad", explica el Dr. Chun.

    Para hacer gárgaras de agua salada efectivas, los expertos de Mayo Clinic recomiendan disolver de 1/4 a 1/2 cucharadita de sal en un vaso de agua tibia. Agita la solución en tu boca y haz gárgaras en la parte posterior de la garganta durante unos 30 segundos, luego escúpela.

    6
    Usa un humidificador
    Axel BueckertGetty Images

    ¿El aire de tu casa es demasiado seco? Según estudios publicados por la Clínica Cleveland, respirar aire seco está relacionado con problemas respiratorios comunes, incluida la tos; el uso de un humidificador puede ayudar a aliviar estos problemas de congestión. Estos prácticos dispositivos liberan vapor de agua para aumentar los niveles de humedad en el aire, lo que puede ayudarte a diluir y eliminar la mucosidad, explica el Dr. Strachan.

    Echa un vistazo a estos humidificadores que te puedes comprar para tu casa.

    7
    Tomar un baño o ducha caliente
    Shannon FaganGetty Images

    Si no tienes un humidificador a mano, sencillamente date una ducha. De la misma manera que usar un humidificador puede ayudarte a abrir las fosas nasales y aflojar la mucosidad, respirar el vapor y el aire húmedo de una ducha caliente o un baño de vapor puede ayudarte a aliviar la tos y otros síntomas de la congestión. Además, una ventaja extra: es excelente para relajarse y desestresarse después de un largo día.

    ¡La última tendencia en baños es convertirlo en un spa, ideal para una vida saludable y muy, muy relajante!

    8
    Toma pastillas para la tos
    HandmadePicturesGetty Images

    Si buscas un alivio instantáneo para la tos, chupar una pastilla para la tos o un caramelo puede ayudarte durante el día. El ingrediente más común en las pastillas para la tos es el mentol, una sustancia que se encuentra de forma natural en la planta de menta y actúa para proporcionar una sensación refrescante casi al instante.

    Otros sabores también pueden funcionarte. "[Las pastillas para la tos] aumentan la saliva, lo que ayuda a lubricar la garganta", agrega el Dr. Strachan. "Esto limita la inflamación y, en última instancia, resuelve la tos".

    9
    Usa un rinocornio (lavado nasal)
    nullplusGetty Images

    Si tu tos también está acompañada de problemas de sinusitis y goteo posnasal, es decir, la mucosidad se escurre por la garganta hacia la boca y provoca la tos, debes buscar un dispositivo de irrigación nasal. Las Neti Pots son populares, ya que usan soluciones de agua salada para tratar alergias, problemas de sinusitis y resfriados desagradables. "Son una excelente forma de limpiar los desechos o la mucosidad en los conductos de los senos nasales", dice el Dr. Chun.

    Para usar correctamente un irrigador nasal, los especialistas de la Clínica Mayo recomiendan inclinar la cabeza hacia un lado y colocar el pico del irrigador en la fosa nasal superior. Luego, vierta suavemente la solución de agua salada en la fosa nasal superior, lo que permitirá que el líquido se drene a través de la otra fosa nasal. Repita en el otro lado por si acaso.

    10
    Evita el tabaco y otros irritantes
    SezeryadigarGetty Images

    Los irritantes en el aire que entran a tu sistema respiratorio pueden desencadenar un reflejo de tos, lo que significa que fumar no es una buena idea si está tratando de deshacerte de la tos. "La eliminación de los irritantes respiratorios ambientales, como el tabaquismo, el polvo y el polen, también puede mejorar en gran medida la tos", dice el Dr. Chun.

    Además de evitar fumar, también puedes usar un purificador de aire para ayudar a limpiar el aire de otros irritantes comunes como el polvo y el polen.

    11
    Visita a tu médico
    DragonImagesGetty Images

    Si ves que tu tos no mejora con estos remedios caseros, debes buscar atención médica.

    El Dr. Strachan recomienda consultar a un médico si los síntomas son graves, no responden a las medicinas sin receta o si los síntomas persisten durante más de 4 semanas. "Después de una infección viral respiratoria típica, la tos a menudo se resuelve en 4 semanas, pero puede durar hasta 8 semanas". "La tos debería mejorar gradualmente durante este tiempo".

    Además, debes buscar atención médica si la tos está asociada con otros síntomas como dificultad para respirar, mucosidad con sangre, dolor en el pecho, confusión, fiebre alta, desmayos, sudores nocturnos o pérdida de peso inexplicable.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Trucos de hogar