Desinfección perfecta

La lejía blanquea, desinfecta el hogar, quita las manchas de la ropa y, por si fuera poco, es buena para el medio ambiente porque tras su uso se convierte en sal común. La mejor opción para tu hogar y tu familia al mejor precio, es el básico que no puede faltar en ninguna casa.

Práctica, eficaz, asequible... Ocho de cada diez hogares españoles usan, habitualmente, lejía para desinfectar, blanquear y quitar las manchas de la ropa. Y es que, los múltiples usos de este producto lo convierten en todo un básico de limpieza. Su poder desinfectante es la clave de su éxito. Su utilización es recomendable para la prevención de alergias, ya que desinfectando la ropa y superfcies de la casa se eliminan gran parte de los microorganismos que las causan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En España, la lejía está presente en más de 14 millones de hogares. Se comercializan 130 millones de botellas de lejía cada año en nuestro país, lo que representa 9,2 botellas por hogar y año. España es el quinto consumidor de lejías del mundo. Elaborada con hipoclorito sódico, tras su uso se convierte rápidamente en sal común, resultando totalmente inocua pasados unos minutos. ¡Ningún producto te da más!

125 AÑOS DE HISTORIA

Hace ya 125 años, en 1889, la empresa catalana Casamitjana Mensa empezó a comercializar en España la lejía, solución acuosa de cloro que había descubierto el francés Claude Louis Berthollet exactamente un siglo antes.

El lanzamiento de Estrella-Conejo fue un gran éxito a principios del siglo XX, al que siguieron las marcas Neutrex y Estrella, hoy todas bajo el paraguas de la firma Henkel Ibérica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Novedades