En verano, siempre guapa y... ¡En forma!

No descuides tu rutina de ejercicios durante los días de ocio y descanso. Sea cual sea tu destino, hay un entrenamiento ideal para ti y, además, sin gastar ni un euro de más.

Playa
Getty Images

En la playa: gimnasio de arena

Está claro que el verano está para disfrutar del buen tiempo y descansar, pero eso no quiere decir que abandones tu entrenamiento, de lo contrario, la vuelta será más dura. Deja atrás el estar tumbada en la hamaca y pon los pies en la arena. La resistencia que genera esta superficie supone un mayor esfuerzo, con lo cual aumentarás la quema de calorías y, al ser irregular, trabajarás el equilibrio. Corre a primera hora de la mañana, haz yoga al atardecer, da largos paseos por la orilla o juega el voley o a las palas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Getty Images

Los ejercicios de agua te supondrán más una diversión que un esfuerzo. Nada unos minutos en cada baño, apúntate a clases de surf o windsurf, cómprate unas gafas y un tubo y haz snorkel o alquila una barca de pedales y date una vuelta.

Getty Images

Es importante hidratarse cuando hagas deporte. Lo mejor, zumos naturales, como los de naranja, manzana o piña que, además, te ayudarán a perder grasa.

En la montaña: disfruta del paisaje

Son muchos los que eligen el campo como destino de sus vacaciones de verano. Aprovéchate de los magníficos recursos que te regala la naturaleza para realizar tu deporte favorito.Organiza excursiones para toda la familia.Recorre senderos y caminos a la vez que te cuidas. En una hora de senderismo, quemarás unas 400 calorías (depende del peso de cada persona) y si cargas con una mochila ligera, unas 50 más. Si escoges rutas más exigentes con un terreno inclinado, gastarás más calorías que en un terreno llano. Busca caminos para ir en bicicleta, descubrirás zonas que de otra forma quizás no puedas acceder, a la vez que realizas ejercicio cardiovascular y bajas los excesos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los imprescindibles para tus excursiones por el campo: ropa y calzado adecuado, gorra, gafas de sol, protección solar, agua y algo de comida. Zapatillas de Sprinter.
Getty Images

Para los más aventureros el rafting es una de las actividades que mayores atractivos tiene. Bajo la supervisión de profesionales, alquila una balsa o canoa y desciende por caudalosos ríos. Otra actividad para que los que desean una aventura diferente y cuidar de su línea es la escalada. En una hora de escalar gastarás unas 500 calorías.

Realiza al menos una actividad deportiva al día, es una forma de seguir manteniendo un buen estado de salud, a la vez que disfrutas de tus vacaciones.
Getty Images

Si viajas con niños no descartes seguir con tus ejercicios. Únete a sus juegos, te servirán para estar en forma y te harán sentir como un niño. Salta a la comba (quemarás más de 800 calorías), juega al fútbol, echa carreras o da paseos a caballo.

TIEMPO DE RELAX EN LA CIUDAD

Descubre los mejores parques para correr

Getty Images

Si te quedas en la ciudad o visitas una gran urbe, sigue con tu rutina para estar en forma. Cálzate tus zapatillas y sal a la calle. Busca zonas verdes y haz running, ¡qué agradable! Evita las horas más calurosas, hidrátate en abundanciay protégete de los rayos del sol.

Muévete en bicicleta

Getty Images

Cada vez son más las ciudades que ofrecen el servicio de alquiler de bicis.Olvídate de coger el coche u otros medios de transporte y haz turismo desplazándote en dos ruedas. Todo un lujo ahora que las ciudades se vacían decoches y personas. ¡No te olvides del casco!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Novedades