Este mes he descubierto…

Que es sorprendente cómo el color influye de forma diferente sobre cada uno de nosotros. Es cierto que hay una disciplina denominada cromoterapia que explica las cualidades de cada tono, sus beneficios y las reacciones, incluso físicas, que provocan en el ser humano… Pero yo sigo pensando que también hay un factor emocional que nos lleva a preferir uno u otro color; recuerdos, sensaciones, incluso, convencionalismos sociales hacen que yo, por ejemplo, sea incompatible con el rojo. Eso sí, cuando los colores entran en juego en la decoración, hay que valorar muchos otros aspectos y dejarse guiar por los profesionales, ya que, por arte de magia, pueden ampliar o reducir espacios, transmitir orden o focalizar una zona en concreto. Como, además, nuestro Práctica del mes es un especial Reformas, te invitamos a colorear, empapelar, o pintar tu casa. ¡Que te diviertas!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Novedades