7 Consejos para tener un jardín seguro para tus perros

Verlos correr por el jardín es un placer, pero si no quieres que tus perros sufran ningún percance, ¡presta atención!

yorkshire terrier en el jardín
Getty Images

    El jardín es una de las zonas de la casa que solemos aprovechar más cuando llega el buen tiempo. Tenemos la oportunidad de instalar una piscina, disfrutar del césped, hacer barbacoas, cenar al aire libre, etc. Además, es un lugar donde puede disfrutar nuestro perro para jugar, correr y descansar. A la hora de saber cómo acondicionar correctamente el jardín y adaptarlo a nuestro/s perro, te damos algunos consejos prácticos para que sea seguro y proteger a tu mascota para que disfrute al máximo de él.

    Protección y seguridad en el jardín

    El jardín solemos trabajarlo desde distintos puntos de vista. Por un lado, tenemos las planas que nos ayudan a embellecerlo y que transmiten alegría. También podemos tener un huerto para nuestros cultivos propios. Al fin y al cabo, es una forma de aprovechar los exteriores adecuadamente; sin embargo, todo esto corre cierto riesgo si dejamos a nuestro fiel amigo correr libremente y sin control.

    Para resolver esta situación, es importante colocar vallas que eviten la entrada del perro en ciertas zonas. De este modo, protegemos tanto a las plantas como al animal, teniendo en cuenta que puede haber plantas tóxicas para tu mascota. Por eso, es mejor evitar riesgos y proteger con total seguridad.

    En el caso de que el perro coma lo que no deba, hay que buscar alguna solución con la que pueda expulsar aquello que, indebidamente, se ha comido. Si quieres evitar una indigestión y no tener que acudir de urgencia al veterinario, es momento de tomar cartas en el asunto y no cometer errores, especialmente si vas a preparar la casa para la llegada de una mascota.

    Correcto mantenimiento del jardín

    Con la llegada del buen tiempo, los perros adoran pasar las horas más soleadas del día en el jardín. Sin embargo, las mascotas son curiosas por naturaleza (sobre todo si se trata de cachorros y de razas inquietas). Uno de los riesgos que hay en el jardín son los fertilizantes y pesticidas. Normalmente, hay que utilizarlos para el crecimiento de las plantas; por tanto, hay que focalizar la zona donde se van a aplicar y no permitir la entrada del animal en esa parte, una forma de entrenar a nuestro perro para que no coja malos hábitos.

    A su vez, un aspecto importante es que se mantenga el jardín siempre en buen estado, es decir, hay que mantenerlo correctamente, realizar la poda, eliminar escombros, quitar malas hierbas, quitar las plantas invasoras y tenerlo siempre limpio. Este mecanismo nos puede ayudar a que, precisamente, todo el recinto sea más seguro y esté higienizado.

    A la hora de cuidar a tu mascota, hay que valorar todos estos aspecto y hacer del jardín un espacio seguro. Es importante que se disfrute del hogar y que no haya ningún tipo de sobresalto que pueda dañar la salud del perro. Para que tengas una comprensión más clara sobre los cuidados que debemos tener y disfrutar más de tu perro en vacaciones, te mostramos 7 consejos imprescindibles que no te puedes perder.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    1
    ¿Nos salimos fuera?
    Getty Images

    Para tener el jardín a punto, se usan algunos productos químicos que pueden ser peligrosos para las mascotas. Los fertilizantes, herbicidas e insecticidas que se ponen en el césped suelen ser venenosos, y algunas plantas, como las azaleas, narcisos, tulipanes, o ciclámenes, también. Por eso, antes de plantar algo nuevo, debes asegurarte que no afectará a tu mascota en caso de ingestión.

    2
    Cuidado con las plantas tóxicas
    Getty Images

    Lirio, tulipán, narciso, jacinto, azalea, ciclamen, kalanchoe, adelfa, amaryllis... ¿Te suenan? Pues mucho ojito con ellas, porque si tu perro las ingiere puede tener serios problemas. Si no quieres correr riesgos, lo mejor es que prescindas de estas plantas en tu jardín.

    3
    Cuidado con las garrapatas y las pulgas
    Sandra Dombrovsky / EyeEm

    Hay que vigilar que nuestro perro no coja garrapatas o pulgas en el jardín. Cabe esta posibilidad si pasa mucho tiempo tumbado en el césped; por eso, hay que vigilar constantemente y lavarlo periódicamente para que esté siempre limpio y eliminar cualquier parásito. Para evitar riesgos, podemos colocarle un collar para perros especial.

    4
    ¿Cómo actuar si tu perro come lo que no debe?
    Getty Images

    Durante sus inspecciones por el jardín, tu perro puede ingerir alguna de estas plantas venenosas. No obstante, a veces resulta difícil saber qué ha comido exactamente. Sea como sea, lo primero que debes hacer es llamar al veterinario. En caso de que te recomiende provocarle el vómito, utiliza agua oxigenada al 3%. Tendrás que darle una cucharada o varias en función de su peso: un buen truco es utilizar una jeringuilla.

    5
    ¿Tienes huerto? Pon una valla
    Getty Images

    Aunque te cueste creerlo, hay plantas como el puerro o el cebollino que pueden resultar tóxicas si tu perro las ingiere en grandes cantidades. Los tomates verdes también pueden provocarle vómitos y problemas cardíacos. ¿La solución? Poner una valla alrededor del huerto asegurándote de que tu perro no pueda traspasarla.

    6
    Aleja a tu perro de fertilizantes y pesticidas
    Getty Images

    Ya sean orgánicos o artificiales, este tipo de sustancias pueden hacer mucho daño a tu mascota. Piensa que los vegetales en descomposición pueden tener toxinas que causen convulsiones al animal. Tampoco debes utilizar veneno para ratones ni insecticidas en el jardín. Para ello, compra accesorios y complementos para tu perro con los que se distraiga y no le entre la curiosidad de comer otras cosas.

    7
    Cuidado con el césped
    Getty Images

    Después de segar el césped y de cortar las malas hierbas, recuerda recoger siempre todos los restos. Te sorprendería ver lo que muchos perros pueden llegar a ingerir en cuestión de minutos. Además, algunos de estos arbustos tienen espinas que pueden causarles heridas internas.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Mascotas