Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Trucos para evitar que los gatos hagan sus necesidades en el jardín

Sigue estos consejos para que los felinos no defequen sobre tus plantas ni llenen de excrementos el césped.

how to stop cats popping in the garden
Emily DanielsGetty Images

    ¿Buscas una solución para evitar que los gatos hagan sus necesidades en su jardín? Puedes intentar sobornarles con un regalo tecno para desmostrarles tu cariño, pero hay que reconocer que no nos gusta que utilicen tus plantas o rosales para defecar.

    Ya sabemos la solución para que los perros no se hagan pipí ni popó dentro de casa, ahora te queda saber estos trucos infalibles para mantener a raya este impulso en gatos caseros o callejeros. jardines como bandeja sanitaria.

    1. Repelente de olores

    Los gatos son famosos por explorar los jardines de la gente, aunque si los adoras debes evitar tener estas 12 plantas tóxicas para mascotas. Los felinos adoran buscar lugares donde dejar su huella cuando los propietarios no están mirando. Una de las formas naturales de evitar que dejen sus huellas en el césped es esparcir olores que no les gusten.

    Los gatos son increíblemente sensibles al olfato, por lo que olores fuertes como la lavanda, la menta o la canela son ideales para mantenerlos alejados. Elija uno de estos aromas, mézclelo con agua y rocíelo por el jardín. Aunque esta es sólo una opción a corto plazo, es rentable y no es tóxica.

    2. Cáscaras de cítricos

    Otra solución natural y sencilla para disuadir a los gatos de su espacio exterior es trocear limones, limas y naranjas y colocarlos alrededor del jardín. Al igual que la lavanda y la menta, a los gatos no les gusta el fuerte aroma de los cítricos.

    También puedes preparar tu propia solución exprimiendo las frutas en agua y utiliza un rociador para defender a todas tus plantas de los excrementos felinos.

    Tim BirdGetty Images

    3. Aspersor con movimiento

    Esta opción puede ser más cara que las otras, pero es increíblemente efectiva. Los gatos odian mojarse, por lo que un aspersor activado por movimiento que se enciende cada vez que detecta el movimiento y el calor de un animal es estupendo si te sientes harto.Cada vez que un gato entre en su jardín, el aspersor lanzará una repentina ráfaga de agua, junto con un ruido sorprendente, para ahuyentarlos.

    Amazon
    Aspersor ahuyentador
    Gardigo amazon.es
    41,99 €

    4. Detectores de movimiento por sonido

    De forma similar a cómo funcionan los aspersores de agua, los disuasores ultrasónicos para gatos emiten una frecuencia muy alta cuando detectan movimiento. Normalmente, los sonidos son muy desagradables para los gatos, pero apenas pueden ser oídos por los humanos. Estos sólo cubren una pequeña zona del jardín, por lo que es mejor colocarlos en los puntos de entrada.

    Amazon
    Ahuyentador Solar Repelente Ultrasonico, Animales Repeller con 3 in 1 Sirena Ultrasónica Flash IP65 Impermeable 15m Detector, SUMAIRS Repelente para Gatos Perros Palomas Ratas
    Sumairs amazon.es
    15,99 €

    5. Ramas con espinas

    A los gatos no les gusta el suelo espinoso bajo sus pies, así que colocar ramitas u hojas ásperas en los parterres ayudará a mantenerlos alejados. Aunque no haga bonito su jardín, es una solución sencilla para mantenerlos a raya.

    Otras opciones a tener en cuenta son colocar mantillo de piedra, cáscaras de huevo, recortes de acebo o alfombras de plástico reutilizadas.

    Holger LeueGetty Images

    6. Plátanos

    A los gatos tampoco les gusta el olor de los plátanos, así que otra forma de evitar que hagan caca en tu jardín es picarlos finamente y esparcirlos por tu jardín o maceteros. Sobre todo, los plátanos maduros desprenden un fuerte olor que los gatos no soportan, así que merece la pena probar este truco ecológico y muy sostenible.

    7. Un jardín bien limpio

    Si tu gato suele visitar siempre el mismo lugar, considera la posibilidad de limpiar esta zona con la ayuda de agua, jabón y una manguera. Aunque esto puede despistar a los gatos de su propio olor, puede hacer que se trasladen a otra parte del jardín.

    Alex WalkerGetty Images

    8. Un arenero exterior

    Si todo lo demás falla, puedes probar a colocar en el jardín, terraza o porche un arenero para que tu gato haga sus necesidades sin manchar las zonas comunes casa. Si no tienes gatitos, no tienes que buscar una solución ni limpiar la suciedad del gato de tu vecino, pero es una forma inteligente para que no hagan sus necesidades en tus flores favoritas.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Trucos de hogar