Dale un aire actual al viejo aparador

¿Quieres darle un aire más actual al viejo aparador? Quítale los cajones, líjalo, píntalo combinando dos colores y ¡parecerá otro!

El uso de imprimación previa, además de borrar las imperfecciones, asegura un buen agarre de la pintura.

Qué necesitas:

- Un aparador viejo.
- Dos tableros iguales.
- Dos cajones de madera natural.
- Estropajo, cepillo y lija.
- Un paño húmedo.
- Espátula y selladora.
- Pintura blanca y negra.
- Brocha y rodillo.
- Cinta de carrocero.
- 4 topes para estantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Restaurar aparador

Píntalo en colores llamativos (amarillo, turquesa o morado) y lo convertirás en estrella indiscutible del salón o el dormitorio. Y si prefieres darle un aire vintage, opta por lijar algunas esquinas para un efecto decapado, o forra el interior con papel pintado... ¡Imaginación al poder!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Retirar barniz

Con una lija de grano medio, retira el barniz del mueble. Antes, límpialo con un estropajo impregnado en agua y una solución jabonosa neutra. Sécalo con un paño limpio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pasar un paño humedecido

Cuando termines de lijar, pasa un paño ligeramente humedecido. De esta manera, conseguirás eliminar a fondo los restos de polvo. Si quieres, puedes terminar la limpieza frotando con un cepillo de madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aplicar tapaporos

Con la ayuda de la espátula, aplica el tapaporos. Deberás dar más cantidad allí donde las imperfecciones sean mayores. Lo bueno de este tipo de imprimación es que no tiene olor y seca muy rápido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aplicar pintura blanca

Decora con pintura blanca el exterior del mueble. Para las zonas difíciles ayúdate de la brocha mientras que para las zonas lisas, emplea el rodillo. Pinta también la parte interna de uno de los lados y los dos tableros iguales que servirán de futuras baldas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pintar de negro patas e interior

Pinta de negro las patas y el interior del otro lado del mueble. Cubre los bordes pintados de blanco con cinta de carrocero para no mancharlos con la pintura oscura. Como en el paso anterior, utiliza la brocha o el rodillo según la dificultad de la zona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fijar topes nuevos

En los antiguos agujeros del mueble, fija unos topes nuevos para los estantes. Coloca las baldas, inclinándolas para que quepan sin problema, y los dos cajones de madera. Llena los estantes de libros y revistas y aprovecha el sobre para ubicar el teléfono y ese jarrón tan vistoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY