Un columpio convertido en mesilla

Dale a tu dormitorio un toque romántico con una original mesilla de noche singular, que queda suspendida como un columpio.

image
Una original mesita de noche

Evita poner demasiado peso en tu nueva mesilla. Elige los elementos imprescindibles: el despertador, tu libro de lectura y una lámpara tipo flexo. Si colocas unos apliques en la pared, dispondrás de más espacio en la mesilla para poner, por ejemplo, un vasito con agua, pañuelos o la crema de manos.

1 de 6
Materiales

- Un tablón de madera (de 60 x 20 cm).
- Multisierra PST 10,8 Li, de Bosch.
- Lápiz.
- Multilijadora PSM 18 Li, de Bosch.
- Multiherramienta Uneo Maxx, de Bosch.
- Metro y tijeras.
- Cuerda.
- Tacos y ganchos.

2 de 6
Paso 1: Corta el tablero de madera

Con la sierra de calar, corta el tablón a la medida deseada. Marca con lápiz 4 puntos en esquina, dos en cada lado, y taládralos. Lija bien la base del columpio para eliminar rebabas.

3 de 6
Paso 2: Mide la cuerda que necesites

Corta dos iguales e introdúcelas por los agujeros a cada lado de la tabla. Ata bien fuerte cada cuerda de tal forma que un nudo quede bajo el tablero y el otro a unos 30 cm de altura, aproximadamente.

4 de 6
Paso 3: Elige la situación de los ganchos

Marca con lápiz dónde van a ir situados los ganchos y agujerea con la multiherramienta, en su función taladro. Ponte una mascarilla y, para evitar que caiga polvo al suelo y lo manche, cubre la zona con papel o plástico, que luego retirarás.

5 de 6
Paso 4: Coloca los dos ganchos

Introduce unos tacos en los agujeros realizados en el techo y atornilla los dos ganchos. Mete por cada orificio del gancho su cuerda correspondiente y realiza un nudo fuerte a cada lado. Antes de estrenar la mesilla, asegúrate de que esté recta.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY