Portavelas para Halloween

La noche más terrorífica del año se ha convertido en una ocasión ideal para poner en práctica ideas do it yourself con las que decorar la casa. En esta ocasión, te contamos cómo hacer unos portavelas con latas de conservas que proyecten sombras fantasmagóricas. Unos agujeros, una mano de pintura y ¡listo! Colócalos en tu salón y rodéate de fantasmas inofensivos.

image
1 de 4
Portavelas fantasmagóricos para la noche de Halloween

¿Sabes que significa el término upclycling? Se refiere a la tendencia a transformar un sin uso o un residuo en otro de utilidad. Iníciate en el movimiento con este paso a paso que nos propone la firma Dremel. Guarda latas de conserva, límpialas bien, retira las etiquetas y conviértelas en portavelas. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Paso 1. Marcar

Cuando tengas preparadas las latas de conserva, mejor de varios tamaños, marca con un rotulador de tinta permanente una cara graciosa o terrorífica, a imitación de las caras que decoran las calabazas en esta fecha. Hazlo punto por punto. Puedes utilizar una plantilla que realices tú mismo o una descargada a través de Internet. No coloques los puntos demasiados juntos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Paso 2. Agujerear

Utiliza un taladro pequeño o, al menos, una broca final. Aquí se han realizado los agujeros con la Dremel 3000 y una broca de 2,4 mm. Sé preciso a la hora de marcar cada agujero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Paso 3. Pintar

Ya está casi listo el portavelas. Queda darle color. En naranja tu creación simulará una calabaza. Es un color muy apropiado para la noche de Halloween. Utiliza pintura en espray. Aplica un par de capas, dejando secar entre cada una el tiempo que indique el fabricante. Y ahora coloca en el interior una vela. Las sombras proyectadas crearán una escalofriante  atmósfera de misterio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY