Una cuna diferente

Si te apetece personalizar la cuna de tu bebé, te contamos cómo lograrlo; con la herramienta adecuada será más sencillo.

image
1 de 5
Una cuna personalizada

Ideas: Una vez tallada la madera ya no hay vuelta atrás; por eso, hay que elegir bien el dibujo antes de decorar la cuna y hacer pruebas. Una buena idea es recortar en papel el modelo a tamaño real y fijarlo a la madera para ver el efecto; así acertarás seguro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Materiales

- Una herramienta grabadora de la firma Dremel.
- Una punta de grabado número 9924, de Dremel.
- Papel de calco.
- Un cepillo suave o una brocha plana de cepillado.
- Un lápiz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 1: Elige un dibujo que te guste

Y utilízalo como patrón plasmándolo en una hoja de tamaño A3. A continuación, traslada el diseño escogido a la parte de la cuna que prefieras decorar marcándolo con un lápiz y un papel de calco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 2: Fija una punta de grabado a la máquina

Y utilízala para plasmar el dibujo en la madera. El trabajo debe hacerse despacio y con cuidado ejerciendo la misma presión a lo largo de todo el dibujo para que las líneas sean igual de profundas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Paso 3: Retira el patrón para ver el resultado

Los restos de serrín se pueden limpiar bien con un cepillo suave o con una brocha sin estrenar. Para evitar posibles alergias, viene bien aspirar la zona con cuidado de no dañar el dibujo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY