Cómo reciclar los tapetes de ganchillo para hacer un bonito centro de mesa

Actualiza los antiguos tapetes de la abuela tiñéndolos de colores frescos. El resultado son estos prácticos centros, perfectos como panera o para engalanar la mesa.


    Empezar a hacer ganchillo es fácil (y una de las mejores terapias contra el estrés diario). Son miles de prendas y adornos los que puedes hacer con ganchillo, tantos que ni te imaginas. No solo los típicos tapetes que tanto hacían nuestras abuelas. Y esta manualidad es una de las que más nos gustan por la parte práctica: hazte una panera para colocar las madalenas o galletas del desayuno, el pan en la comida, o sencillamente un centro de mesa súper bonito.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Materiales

    - Tapete de ganchillo.
    - Tinte para tejidos, del color deseado.
    - Látex.
    - Palillos para brochetas.
    - Una ensaladera del tamaño del tapete.
    - Film transparente de cocina.
    - Papel de estraza.
    - Guantes.

    1
    Prepara el tinte

    En un bol tipo ensaladera, prepara el tinte siguiendo las instrucciones del envase. Como la cantidad de preparado es grande, aprovecha para teñir otra prenda, como una camiseta.

    2
    Tiñe el tapete

    Moja el tapete e inserta por los agujeros los palillos largos entrecruzándolos: uno vertical y dos horizontales. Introduce la parte inferior del tapete en el tinte y deja los palillos apoyados en el borde del bol para crear un efecto degradado, tie-dye, tan actual.

    3
    Sacar y escurrir

    Pasados 30 minutos, saca el tapete del tinte, escúrrelo bien y enjuágalo con agua. Sumerge el tapete en el látex. Para ello, diluye en otro bol una cucharada de látex en dos o tres de agua, empapa el tapete en la solución, sácalo y escúrrelo.

    4
    Dale forma

    Forra el bol ensaladera con el plástico transparente, colócalo boca abajo y extiende el tapete encima. Déjalo secar el tiempo que sea necesario. Una vez que esté seco, lo retirarás con facilidad gracias a la capa de plástico de debajo.

    El resultado: un original centro de mesa

    Podrás usarlo como panera o para las tostadas del desayuno, como frutero o como centro de mesa decorativo.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Vídeos