Un platero a tu medida

Las piezas del menaje que utilices con más frecuencia quedarán a mano gracias a este platero. Si eliges colores que entonen con la decoración, alegrará la cocina o el office.

image
1 de 6
Platos y más

Coloca los platos sin temor: el tope de los estantes y las gomas impedirán que se caigan. También puedes exponer macetas con plantas aromáticas, libros de recetas... Los percheros son perfectos para tener a mano tazas colgadas
del asa o el paño de cocina. De Ikea: aparador, platos, menaje y paño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Materiales

- Un tablero de madera de pino, de 180 x 50 cm.
- Dos estantes para cuadros modelo Ribba,
de Ikea, de 55 cm de largo (5,50 € cada uno).
- Un juego de percheros Losjön, de Ikea (5,99 €/cinco unidades).
- Gomas elásticas.
- Pintura de colores.
- Cinta de carrocero.
- Brochas.
- Tornillos.
- Dos hembrillas.
- Taladradora.
- Atornillador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Pinta los tableros

Con ayuda de la cinta de carrocero, delimita las
zonas que quieres pintar en el tablero. Aplica pinturas de diferente color y, antes de que se sequen, retira la cinta. De lo contrario, al quitarla, podría arrancar fragmentos de pintura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Une los estantes

Una vez que la pintura esté seca, calcula dónde irá cada estante. Ayúdate de una regla para que queden rectos. Con un lápiz, marca el lugar de cada tornillo. Usa la taladradora para hacer los orificios y atornilla en ellos los estantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Pon un par de percheros

Sitúa los percheros sobre la tabla hasta que encuentres la composición que más te guste. Marca la ubicación de cada uno con un lápiz y fíjalos al tablero con la taladradora. Un consejo: si los alternas, el platero resultará más vistoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: No te olvides sujetar bien los platos

Para que los platos no se caigan, fija una cinta elástica en los estantes. Taladra un par de agujeros, pasa por ellos la goma y anúdala por detrás para evitar que se salga. Por último, coloca un par de hembrillas en la trasera para colgar el platero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa