Un refresco súper natural

Agua, unos gajos de limón y hojas de menta bastan para preparar un refresco natural que les gustará a todos. ¿La clave? Un original aromatizador. Te explicamos, paso a paso, cómo prepararlo.

image
1 de 5
Un refresco muy natural

Sin burbujas, colorantes ni aditivos. Para paliar la sed, no hay nada como el agua. Eso sí, con un delicioso toque a menta y cítricos. El aromatizador Flavour Stick, de la firma Royal VKB, te ayudará a preparar de forma sencilla el refresco más saludable. 

http://www.royalvkb.com/home.asp?lang=1

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Paso 1: inserta la menta

Colócala entre el eje del aromatizador y la espiral. Te resultará más fácil con una ramita que tenga tallo en lugar de las hojas sueltas. También puedes colocar hierbabuena o cualquier otra variedad de hierba aromática.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 2: añade más hierba aromática

Cuantas más ramas de menta insertes en el aromatizador,  más sabor tendrá tu refresco. Nosotros explicamos cómo preparar agua aromatizada, pero el mismo sistema servirá para la sangría, el ponche...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 3: agrega un limón en gajos

Lava el limón para eliminar restos de pesticidas. Sécalo y córtalo en gajos, pero con su cáscara. Inserta los gajos en el eje central del aromatizador, como si prepararas una brocheta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Paso 4: introduce el aromatizador en el agua

Vierte el agua en el envase donde quieras servir el refresco. Introduce el aromatizador, de manera que todas las hojas de menta y los gajos de limón queden sumergidos bajo el agua. Además de conseguir un delicioso toque a limón y menta, lograrás una presentación atractiva y muy refrescante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar