Un original marco en 3D

Crea una composición como esta, con la que decorar un ambiente. Celebra al aire libre y cuelga tu obra de una rama. Será como estar en El País de las Maravillas.

image
1 de 5
Un original marco colgante

Asegura la sujeción de las piezas que decoren tu cuadro aplicando una gota de pegamento o silicona caliente sobre el nudo de cuerda. Mantel y tazas blancas, de Ikea. Las de colores son de A Loja do Gato Preto. Cafeteras de metal y adorno con pajarito, de Better & Best.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Materiales

Moldura y cuerda blanca, de Leroy Merlin. Tela de raso blanca, de Ribes & Casals. Tijeras. Grapadora de tapicero. Piezas de menaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Paso 1: Cubre la moldura

Corta varias tiras de tela de unos 20 cm de largo cada una y, al menos, 10 cm de ancho. Recuerda que puedes iniciar el corte con la tijera y rasgar la tela con las manos. Enrolla todas las tiras alrededor de la moldura hasta cubrirla por completo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Paso 2: Grapa la tela.

Ayúdate de la grapadora de tapicero para fijar los extremos de la tela al marco. Oculta las grapas con el mismo tejido y no lo tenses demasiado en cada vuelta. Tendrás un efecto final con volumen muy atractivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Paso 3: Cuelga la tetera.

Por último, coloca las piezas del cuadro. En este caso, con unas cuerdas hemos atado al marco una tetera retro (el cuerpo por un lado y la tapa por otro), de manera que penda dentro de la obra de arte. Remata cada lazada con varios nudos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY