Una mesita para mi sofá

La falta de espacio no es problema para integrar esta repisa auxiliar en la zona de estar, ya que encaja a la perfección en el brazo de un sofá o de una butaca.

image
1 de 6
Una práctica mesita para el sofá

¿Tienes niños en casa? Protege tu mesita con una tela plastificada para revestirla, existen modelos preciosos. Aquí la mesita se colocó en el brazo del sofá Klippan, de Ikea. Cojín, de la misma firma. Lámpara, de Corro Balboa. Taza, de Le Creuset.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Materiales

- Un tablero de madera de pino macizo de 1,8 m de grosor
- Una pieza de tela
- Sierra de calar
- Grapadora de tapicero
- Escuadras medianas y tornillos
- Lápiz
- Tijeras
- Un metro
- Destornillador

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: coger medidas

Toma las medidas exactas del brazo del sofá o de la butaca donde vayas a colocar la mesita. Deberás anotar el ancho, el largo y el tamaño de los laterales y después, cortar la madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: prepara las piezas

Necesitarás tres piezas de madera; una superior y dos laterales, así la mesita quedará bien encajada en el brazo y no se moverá al colocar cosas encima. Después, toma medidas de los tableros para cortar la tela del tamaño adecuado para cada uno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: elige tu tela

Corta las piezas de tela. Ten en cuenta que deberás dejar unos 5 cm de más alrededor de toda la pieza para el remate. Centra la tela sobre cada tablero, pliega el sobrante -pon especial cuidado en las esquinas- y grápalo tensando la tela por debajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: une las piezas

El último paso es montar la mesita. Para ello una vez forrados todos los tableros tendrás que unirlos entre sí. Coloca la pieza más grande del revés, sobre ella uno de los laterales y únelos con dos bisagras. Repite la operación con el otro lateral.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY