Un asiento redondo

Si tienes que cambiar los neumáticos del coche, ¡no los tires! Recíclalos en unos simpáticos pufs como este, tapizado y con ruedas para que lo lleves donde quieras.

image
Un asiento hecho con una rueda

Los neumáticos gastados dan mucho juego en casa. Además de cómodos asientos, puedes reciclarlos en alegres jardineras pintadas de colores para la terraza o en prácticos contenedores de juguetes. Mesa, de El Globo Muebles. Suelo, de Leroy Merlin. Alfombra de fibra, de Ikea.

1 de 6
Materiales

• Un neumático viejo.

• Un tablero de contrachapado de 1 cm de grosor.

• Una plancha de gomaespuma.

• Un saco viejo.

• 4 varillas roscadas.

• 4 tuercas fijas.

• 4 tuercas normales.

• 8 arandelas.
• 4  ruedas.

• Lápiz y metro.

• Grapadora de
tapicero.

• Sierra de calar.

• Taladradora.

Todos los materiales son de Leroy Merlin.

2 de 6
Paso 1: Coloca el neumático sobre el tablero

Y traza con lápiz el contorno de la circunferencia. Repite esta operación una segunda vez. Luego corta los dos círculos con la sierra de calar.

3 de 6
Paso 2: Marca con el lápiz 4 puntos

En uno de los tableros y con la taladradora, realiza los agujeros en ambas maderas. Reserva una de ellas. Mientras, en la otra pieza, introduce las varillas en cada orificio y remata con una arandela y la tuerca fija.

4 de 6
Paso 3: Corta una circunferencia en la gomaespuma

Y colócala sobre el saco extendido por el revés. Centra bien el dibujo. Sitúa encima la pieza con las varillas. Con la grapadora, fija la tela a la madera, primero un lado y luego el opuesto, dejándola tirante.

5 de 6
Paso 4: Introduce en la rueda la pieza tapizada

Dale la vuelta y coloca debajo el otro círculo. Haz coincidir las varillas con los orificios, pon una arandela y remata con una tuerca. Atornilla las 4 ruedas entre los espacios libres que quedan entre tuerca y tuerca.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY