Una mesilla con lámpara

Transforma un sencillo taburete en una práctica mesita de noche. Fijada a la pared y con iluminación incluida, ¡quedará fenomenal cerca de la cama o, incluso, del sofá!

image
Una original mesilla con lámpara para el salón

Para hacer la pantalla de la lámpara, recorta un círculo de papel de periódico y sujétalo con una pinza para papel. Coloca una bombilla led que consume menos energía y dura más tiempo. Funda nórdica + 2 fundas de almohada Akertistel (24,99 €) y tazón naranja Färgrik (0,75 €). Todo, de Ikea.

1 de 6
Materiales

• Un taburete modelo Frosta (7,99 €).

• Montura para lámpara de techo.

Esta es Hemma (2,50 €). Todo, de Ikea.
• Bombilla.

• Taladradora y destornillador.

• 2 bisagras.

• Tornillos, cúter y lápiz.

2 de 6
Paso 1: Atornilla dos patas al tablero

Una paralela a la otra, separadas unos 2 cm. Como son curvas, calcula la distancia entre ambas para que no estorben al fijar la mesa a la pared. 

3 de 6
Paso 2: Haz un orificio

En el extremo recto de una de las patas restantes, para pasar por ahí el cable. Calcula el tamaño
del agujero en función del grosor del cable. En la parte curva de la cuarta pata realiza tres agujeros similares al anterior.

4 de 6
Paso 3: Antes de montar las bisagras

Fíjate bien hacia qué lado va a girar el brazo de la lámpara. Comprueba en la ferretería que abran del lado que te interese, derecha o izquierda, y pruébalas antes de atornillarlas. Atornilla el mástil de la lámpara a la mesa.

5 de 6
Paso 4: Pasa el cable de la lámpara

Por los orificios anteriormente efectuados. Si colocas la lámpara paralela a la pared, dejarás más espacio libre en la mesita. Por último, instala en el cable
un interruptor de encendido y de apagado y un enchufe.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY