Crea tu propia chimenea

Chimenea parece... pero no lo es. Hemos transformado una librería es desuso en esta atractiva embocadura de pega. Es decorativa, pero tan singular pieza ni mancha ni echa humo.

image
1 de 6
Una bonita chimenea de pega

También puedes hacer una falsa chimenea con un cubrerradiador viejo. Quítale la rejilla y píntalo. Decora su interior con velas a diferentes alturas.

Lamas vinílicas de suelo y pared Starfloor Classic Erable, de Leroy Merlin. Cuadro de ciervo y jarrón azul, de Maisons du Monde. Velas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Materiales

- Una librería Billy, de Ikea.

En Leroy Merlin:

- Dos tableros de contrachapado: uno de 120 x 120 x 0,5 cm y otro de 120 x 40 x 1,5 cm.

- Un rollo de papel pintado, imitación ladrillo.

- Un rosetón de poliestileno de 30 cm de diámetro.

- Pintura blanca.

- Sierra de calar.

- Clavos muy finos.

- Pegamento Spray Mount, de la marca 3M.

- Lápiz y tijeras.

- Brocha y lija.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Crear el contorno

Coloca la librería boca abajo sobre el tablero de 120 x 120 cm y dibuja con lápiz el contorno. Corta con la sierra de calar y pasa bien la lija, sobre todo, por todos los bordes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: El rosetón

Ajusta el rosetón a la parte superior de la pieza de madera cortada y céntralo. A partir de él, dibuja la embocadura de la chimenea y córtala con la sierra de calar. Luego, recorta el hueco de la chimenea dejando un bordillo en la parte inferior de la librería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Coloca el papel pintado

Pega en el fondo y en los laterales de la librería de papel pintado la imitación a ladrillo. Ponla de pie, coloca delante de ella la embocadura que has cortado y fíjala en los bordes con unos clavitos finos, dejando unos 10 cm de separación entre ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: últimos detalles

Pega el rosetón a la embocadura y, mientras se seca, haz la tapa de la chimenea. Para ello corta del contrachapado de 120 x 40 cm, un rectángulo de 105 x 35 cm. Lija bien los bordes, céntralo sobre la chimenea y clávalo. Pinta el exterior de blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY