Una butaca con repisa

Hemos reciclado un cajón de embalaje para convertirlo en un curioso butacón de lectura. Y para tener a mano los libros, le hemos incorporado una repisa por detrás.

image
1 de 6
Con Maña

Siempre que tengas que tapizar un mueble recuerda centrar el dibujo y tensar bien la tela a la hora de grapar para que no queden arrugas.

Coloca en las patas unos protectores de fieltro para evitar dañar el suelo o la alfombra. 

Alfombra Stockholm (299 €) y mesita Lovbacken (49,99 €), de Ikea. Reloj, de Maisons du Monde. Cojín, de Maison Artist. Papel de pared, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Materiales

- Un cajón palé.

- Un tablero de aglomerado.

- Dos piezas de gomaespuma: una de 12 cm y otra de 4 cm. Estas son de Lucio J & M.

- Tela.

- Dos listones de suelo. Estos son de Leroy Merlin.

- Sierra de calar y lija.

- Taladradora y cúter.

- Grapadora de tapicero.

- Tornillos y escuadras.

- Lápiz y tijeras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Paso 1: Cortar y lijar

Un lateral del cajón hasta la altura del asiento y lija. Pasa bien la lijadora por todos los tablones para evitar clavarte astillas. Limpia el polvo y, si quieres, puedes barnizarlo o pintarlo de color.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Paso 2: Medir

Mide la zona del asiento y del respaldo, traslada las medidas al tablero y corta las dos piezas.

Apoya ambas maderas en el interior del cajón y marca con el lápiz dónde irán colocadas, en el interior de las escuadras de sujeción. Atroníllalas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Paso 3: Elige una tela

En el suelo, coloca la tela del revés y sobre ella, las dos piezas de gomaespuma y los tableros. Corta la gomaespuma del asiento a la misma medida de su tablero, y para la del respaldo deja un margen de unos 10 cm. Corta la tela y luego grápala bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Paso 4: La repisa para los libro

Completa la butaca con una repia para apoyas libros justo detrás del respaldo. Para ello, corta un tablero a medida y atorníllao a la espalda. Lleva sus medidas a los listones de suelo, que imitan la madera, corta estos con un cúter y forra el tablero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de DIY